Con todo, mejora en un 7,5% los resultados de 2013

Zinkia no cumple las previsiones por el concurso de acreedores

La productora creadora de ‘Pocoyó’, Zinkia, ha obtenido ventas por un 44% menos durante el 2014, por el concurso de acreedores en que se encuentra inmersa. A pesar de ello, ha cerrado el año con unos resultados que superan los beneficios de 2013, alcanzando los 5,7 millones de euros.

Zinkia cierra el 2014 con ventas inferiores a las estimadas por el concurso de acreedoresImagen: Europa Press
  • linkedin
  • google+


Las cantidades ganadas durante el 2014 han sobrepasado en un 7,5% el ejercicio precedente, aunque la empresa se encuentre en concurso de acreedores, informa Europa Press.



La compañía ha indicado que su previsión era cerrar varios contratos que se han visto retrasados por la resolución del proceso concursal, razón por la que las ventas han resultado inferiores a los 10,3 millones estimados por la compañía.



Además, alega que calculan que cuando se cierren de forma definitiva las cuentas del ejercicio 2014, la desviación presupuestaria alcance el 10% sobre las previsiones realizadas. Con todo esto, las perspectivas de negocio de la sociedad son crecientes y con expectativas suficientes para confiar en su viabilidad futura, señalan. 



A pesar del deterioro sufrido por la compañía, el plan de pagos comprometido por la sociedad en el marco del concurso de acreedores, no se verá afectada y estiman que podrán cumplir con pagos en los plazos acordados.



Concurso de acreedores



La solicitud del concurso de acreedores se solicitó, de forma voluntaria, tras no conseguir llegar a un acuerdo de refinanciación de una deuda con una entidad bancaria, por un importe de 2,5 millones de euros.



La solicitud de concurso se enmarca, además, dentro de un conflicto abierto en el seno de la compañía. En concreto, Angel Ortiz Bueno y Alberto Delgado, fueron cesados por decisión de la junta de accionistas, quienes acusan al presidente de Zinkia, José María Castillejo, de la situación en la que se encuentra el grupo, así como del fracaso de las emisiones de bonos.   



La CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) advirtió a la compañía del riesgo, cuando se produjo la emisión de bonos del 31 de octubre, por lo que culpan al presidente del fracaso.