Idiogram una empresa dedicada a la gestión de la innovación

Vigilancia tecnológica para abrir camino a la innovación empresarial

Innovación y seguridad son dos palabras que, hasta hace relativamente poco, teníamos pánico a unir y mucho más en aplicarlas a cualquier empresa. Para ello, hay que estar al día de las últimas tendencias en tecnología y las maneras correctas de adaptarlas a nuestro negocio sin que termine perjudicado.

Idiogram Consulting, una empresa dedicada a la gestión de la innovación Idiogram es una empresa especializada en el método de Vigilancia Tecnológica
  • linkedin
  • google+

Miguel Angel Casquero es responsable de investigación de mercados y financiación en Idiogram, una empresa dedicada a la gestión de la innovación en la que ayudan “a las empresas a que integren la innovación y desarrollen así nuevos productos”, explica Casquero.

Pero para conseguir sus objetivos, precisan de una serie de actividades en las que se basa "su núcleo de negocio", como el área de vigilancia tecnológica y de inteligencia competitiva. “Realizamos estudios e implantamos herramientas para las empresas, para que puedan investigar y recoger información del entorno y así tomar decisiones en base al conocimiento de los mercados”, asegura Casquero.

Los orígenes de Idiogram se remontan a los inicios del 2011, cuando Miguel y su socio Juan se conocen estudiando un master de ingeniera industrial. Entre ellos habían muchas cosas en común, pero sobretodo una indiscutible pasión: la innovación aplicada en las empresas.

A esta pasión se sumaría un tercer socio especializado en el área comercial. Nacería así en febrero del 2013 la empresa Idiogram.

¿Qué es la Vigilancia tecnológica?

Este negocio se preocupa por implantar entre sus clientes un nuevo método de vigilancia capaz formular nuevas herramientas que permiten “motorizar el entorno a nivel internacional para conseguir información del mercado y tomar decisiones e identificar oportunidades y amenazas. Por otro lado, también realizamos investigación de mercado para posicionar el producto de una empresa”, desarrolla Miguel.

Una camino todavía por recorrer

“Ha habido épocas de tirar la toalla”, asegura el ingeniero, aun así, han conseguido crecer en este año de vida entorno a un 5% y un 10%. Bien es cierto que para llevar a cabo el objeto social de este negocio tuvieron que invertir unos 40.000 euros en total de ahorros propios.

Un esfuerzo que ya ha visto sus primeros frutos este año consiguiendo establecer su producto en las Islas Canarias y en Zaragoza. “Nos gustaría meternos en la zona de Sudamérica porque hay mucho trabajo y están muy avanzados en este sector”, asegura Casquero. Sus principales clientes son empresas con un claro perfil exportador, con cierta carrera en I+D y sobre todo centros de investigación.

La innovación, el éxito de Idiogram 

“Tenemos un deseo y es que cuando hablen de innovación y proceso, queremos que lo relacionen con nosotros”, comenta Miguel, quien asegura seguirá innovando, sacando nuevos proyectos e ideas y lanzarlas al mercado.