El vídeo marketing vende más que los artículos de texto

Emociona al cliente, capta su atención y diferénciate con el vídeo marketing

Crear confianza, emocionar, empatizar, captar la atención y estimular al cliente para que compre son algunas de las características del vídeo marketing, una forma más atractiva y visual de mostrar a los usuarios las cualidades y las características de un producto o servicio, indica Pablo Ríos, responsable de Pixelcurvo, empresa especialistas en Vídeo Marketing Emocional .

Emociona al cliente, capta su atención y diferénciate con el vídeo marketingApple es una de las empresas pioneras en el uso del vídeo marketing
  • linkedin
  • google+

¿Qué es el video marketing?

Es el uso del video para promocionar un producto o servicio. La utilización de las imágenes tiene como objetivo crear una sensación de confianza con el usuario, a la vez que llegar a conseguir que “disfrute de lo que le están contando y, al tener esta sensación, recordará el producto de entre otros de la competencia”, añade.

Asimismo, el videomarketing es un buen recurso para diferenciarse de la competencia, dado que el empleo de esta técnica no está muy extendido, por lo que lo más probable es que “tus competidores todavía no lo esté utilizando”, señala Pablo Ríos.

Contenidos a incluir en el vídeo

1-El consumidor no debe notar que le están vendiendo, sino que están contando algo que le aporte valor, que le entretenga, que le interese, que le emocione. De esta manera es el usuario el que decide que comprar, sin ningún tipo de 'imposición'.

2- No se trata de hablar sólo del producto y de “lo bueno que es”, sino de lo que le puede aportar con sus cualidades y características. Eso le lleva a sentir curiosidad y a volver a la página, “porque lo que le han contado le resulta interesante”.

3-Diseñar historias cortas, con acciones no finalizadas, para que el usuario desee volver para ver como finaliza, como en “una especie de capítulos”.

4-Hay que hacer vídeos con los que se consigan resultados, es decir, orientados a resultados determinados, para conseguir clientes.

¿Cómo hacer vídeos con los que conseguir resultados?

  • Los vídeos deben tener contenidos de mucho valor, en los que se aporten soluciones para el público objetivo.
  • Usa las herramientas de palabras clave de Google, para encontrar los términos con los que posicionarás el vídeo.
  • Elegidas las palabras clave, es interesante incluirlas en el título del vídeo y en la descripción al subirlo a YouTube, lo que ayudará en “gran medida en el posicionamiento en los buscadores”.  

Ventajas

Al igual que los blogs posicionan mucho mejor en Google que las páginas web, los vídeos posicionan mejor y más rápido que los artículos escritos en los blogs. Ese aspecto hay que tenerlo en cuenta, “porque ganamos mucha más visibilidad en Google”.

Cuando un usuario se siente cautivado y estimulado tras la visualización de un vídeo, “lo más probable es que lo comparta con sus conocidos”, recuerda Pablo Ríos, haciendo publicidad de la empresa y del producto o servicio.

Generar confianza en el espectador al aportarle valor añadido, “es la antesala de un futuro cliente”.

¿Cómo debe ser el vídeo?

La duración debe ser corta, alrededor de unos tres minutos, con un contenido de valor que no muestre la competencia. El lenguaje utilizado debe ser coloquial y comprensible por cualquier persona que lo vea, y relatado como una historia. Hay que huir de los tecnicismos, manifiesta el especialista en ‘vídeo marketing’.

El consumidor no debe, en ningún momento, pensar que le están vendiendo algo, ya que “con toda probabilidad, si lo descubre, se irá a otra página. Se trata, asegura Pablo Ríos, de “vender sin vender, de una forma muy sutil”.

¿De qué hago el vídeo?

Hay unos cuantos formatos a utilizar en la edición del vídeo, entre los que destacan la demostración del producto o servicio, explicando su funcionamiento; un vídeo respuesta, en el que se contestan preguntas de los clientes; un vídeo tutorial, enseñando como se hace algo; un vídeo entrevista a líderes del sector y un vídeo testimonio, mostrando la satisfacción de un cliente.