Ventajas y desventajas del teletrabajo

¿Quién no ha soñado en alguna ocasión con dejar el puesto de trabajo y lanzarse a trabajar desde casa? Sin lugar a dudas muchos sí lo han hecho, y a decir verdad no es de extrañar, pues es una vía laboral que presenta muchas ventajas. 

Ventajas y desventajas del teletrabajoVentajas y desventajas del teletrabajo
  • linkedin
  • google+

No obstante, no todo iban a ser cosas buenas, también hay detalles que pueden hacer que este tipo de trabajo diste mucho de lo que en principio podría parecer. De ahí que en esta ocasión quiera enseñaros una serie de ventajas y desventajas que llevan acarreadas este tipo de puesto.

Ventajas del teletrabajo
 

  • Comodidad. Trabajando desde casa tendréis que evitar hacer trayectos en coche que pueden haceros desperdiciar un tiempo preciado, os hacen gastar en combustible o billetes de transporte, y encima os exponen a las inclemencias del tiempo. Y ello por no contar con la pereza que puede dar levantarse un invierno a las 6:30 para salir de casa.En el teletrabajo no existen estos problemas, pues todo se realiza desde casa -por lo general-, pudiendo organizarse expresamente una oficina para ello. ¡Y además pudiendo trabajar en pijama!
     
  • Distribución de los horarios. Aquí ya depende un poco del tipo de teletrabajo que tengáis, pues si tenéis que cumplir con un horario no habrá manera; pero si en cambio trabajáis por entregas, tendréis la posibilidad de marcaros vuestros propios horarios. ¿Queréis trabajar a las tres de la mañana? Sin problema mientras cumpláis con las fechas de entrega.
     
  • Menos gastos. Por lo general trabajar en una empresa lleva una serie de gastos asociados que no encontraréis en el teletrabajo. Por ejemplo ahí están el gasto de combustible, las comidas fuera, los cafés en la máquina de vending y demás, que contados a final de mes son bastante considerables. Vuestra cartera lo agradecerá.
     
  • Conciliación familiar. Estar ocho horas fuera, más la hora de la comida, y otra para transporte, hace que estéis fuera de casa casi medio día. Y claro, vuestra familia, mientras tanto, queda arrinconada. ¿No sería más interesante tener cerca a vuestros hijos y familia?
     
  • Sin jefes a mano. Independientemente de que tengáis jefes o no, en el teletrabajo podréis hacer cosas que ni se os ocurriría hacer en la oficina o en la empresa. Por ejemplo, echar una siesta. Mientras el trabajo se entregue en plazo, no habrá problema.

Desventajas del teletrabajo

Como no podría ser de otra manera, las ventajas que os he comentado también tienen su contraparte.
 

  • Jornada laboral. Teóricamente tendréis una jornada establecida, y si todo sale bien hasta podréis cumplirla. Pero claro, cuando trabajáis por entregas puede darse el caso de que andéis con el tiempo justo o tengáis que hacer sí o sí un “favor” que os ha pedido un cliente “de manera urgente”. Y ello por no contar con que un trabajo se os alargue más de lo previsto y la fecha de entrega siga siendo la misma. Este tipo de incidentes pueden hacer que las horas dedicadas al trabajo se extiendan enormemente.


 

  • Entorno laboral. Mucha gente que se lanza al teletrabajo, al cabo de un tiempo, comienza a sentir que echa de menos ese ambiente que se daba en la empresa con los compañeros. Y es que un teletrabajador, por mucho que mantenga una comunicación fluida con los clientes o empleadores, siempre será un “lobo solitario”. Hay que saber llevar esta situación, pues podría acabar en estrés o en abandono de la actividad por desánimo.
     
  • Promociones. Si trabajáis como teletrabajadores para una empresa a modo de asalariados tendréis otro problema, y es que en la práctica no contaréis para posibles promociones. Queráis o no los jefes conocerán mejor a quienes tengan a su lado en el día a día, y por mucho que hagáis visitas frecuentes a la empresa, no será lo mismo. Ni habrá la misma confianza ni se os conocerá igual.
     
  • Disciplina. Uno de los problemas del teletrabajo radica precisamente en sus ventajas, ya que tanta comodidad puede hacer que os distraigáis, que vayáis dejando las cosas “para un poquito más tarde”, y demás. Hay que ser consciente de que el teletrabajo requiere fuerza de voluntad y disciplina, pues de otra manera no habrá manera. Algunos de los que trabajáis en empresas estaréis leyendo esto y pesando que es cuestión de organizarse, pero por propia experiencia os digo que no es tan sencillo y que cuesta mucho al inicio.
     
  • Monotonía. Otro de los problemas con los que puede encontrarse un teletrabajador es el de la monotonía, ya que en los puestos de trabajo siempre suele haber situaciones que hacen que el día a día sea diferente. En el teletrabajo el patrón se repite, y de ahí que sea interesante que vayáis a trabajar en grupo junto con otros teletrabajadores o lo hagáis variando el sitio (casa, biblioteca, etc.).
     
  • Estrés en casa. Como en todo trabajo, en los que son a distancia también están las situaciones de estrés y enfado con el mundo, ya que cualquier cosa puede suceder para que mandéis los buenos modales a tomar viento fresco. Y claro, si tenéis a la familia cerca. podéis acabar pagándolo con ella; y no se lo merece.

Si bien he puesto alguna desventaja más, por regla general y por propia experiencia, os diría, que merece la pena tener un teletrabajo, pero que no todo el mundo sirve para ello, así que tendréis que estar muy pendientes de los aspectos negativos que os he mencionado, pues cuanto menos son para pensar en ello. Tened en cuenta además que cada vez es más sencillo crear un negocio en la red y vivir de él, por lo que la cultura del teletrabajo se está expandiendo.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.