Esta metodología estudia las respuestas emotivas de los consumidores antes estímulos comerciales

Usa el Neuromarketing para meterte en el cerebro de tus clientes

Analizar la respuesta de un consumidor ante un producto o un anuncio de tu empresa, sin ningún filtro y sin posibles respuestas matizadas por simple ‘cortesía’. Es lo que promete el Neuromarketing, una disciplina que aplica los conocimientos de la neurociencia para indagar en la misma mente de los consumidores.

Usa el Neuromarketing para meterte en el cerebro de tus clientesUsa el Neuromarketing para meterte en el cerebro de tus clientes
  • linkedin
  • google+

Qué es el Neuromarketing

El Neuromarketing es la aplicación de técnicas de la neurociencia al campo del Marketing con el objetivo de conocer las reacciones no verbalizadas de los consumidores ante determinados estímulos –un producto, una página web, un anuncio-.

Esta disciplina utiliza técnicas –magnetoencefalografía (EEG), respuesta galvánica, seguimiento ocular, análisis del rostro- que permiten medir reacciones fisiológicas involuntarias de distintos tipos con la intención de obtener conclusiones sobre las emociones ante estímulos comerciales.

Qué problemas soluciona

Alicia Mora y Bárbara Aucejo, de Bluemarionge Business, explican que “las personas estamos educadas para decir lo que socialmente está aceptado como políticamente correcto”. Este ‘efecto cortesía’ obliga a las empresas a buscar técnicas alternativas a la verbalización como forma de conocer la realidad sobre las reacciones que determinados productos, anuncios y comunicaciones provocan en los consumidores.

Entre los usos más habituales se encuentran las pruebas de producto, el análisis a reacciones de líneas comunicativas en publicidad, para establecer políticas de precios, comparar competidores y hacer test de usabilidad. Para ello, estas empresas disponen de equipos multidisciplinares compuestos por ingenieros, matemáticos, informáticos y, por supuesto, expertos en Marketing.

¿Cómo funciona el Neuromarketing?

El Neuromarketing utiliza las distintas tecnologías para medir las emociones de los consumidores. Mora y Aucejo indican que Bluemarionge utiliza el ‘face coding’, una técnica que mide y analiza las reacciones faciales. Esta técnica tiene ventajas como la escasa intrusividad –sólo precisa una webcam para grabar el rostro de los sujetos e, incluso, ésta puede estar oculta- y por la rapidez a la hora de acumular un gran número de tests.

La empresa cliente instala el software y expone a los sujetos al estímulo que quiere analizar. El programa envía los datos a los analistas, que devuelven al cliente un informe con las estadísticas y las reacciones emocionales encontradas.

Funciones en que se utiliza

  1. Trade marketing. Comparativas con competidores.
  2. Marketing de consumo: analizar cómo se comporta el cliente en el punto de venta.
  3. Análisis de publicidad: anuncios, folletos.
  4. Investigación de mercados.

Casos de éxito

El equipo de Bluemarionge trabajó para una cadena de supermercados que quería medir las reacciones emocionales a tres líneas comunicativas distintas de un mismo spot en tres ciudades diferentes de México.

Se realizó el test con la técnica de ‘face coding’ y resultó que, en cada ciudad, era un anuncio distinto el que provocaba una reacción más emotiva. Esto probaba que las idiosincrasias culturales distintas de los habitantes hacían que los spots encajaran de forma distinta.

Esta empresa también ha utilizado técnicas de Neuromarketing para encontrar ‘platos emocionales’ para un servicio de catering.

Cómo puedo aplicar el Neuromarketing a mi empresa

Los emprendedores y las empresas pueden empezar aplicando las técnicas de neuromarketing a la propia identidad corporativa de su negocio. Por ejemplo pueden analizar la respuesta de los posibles clientes ante su logotipo. También puede utilizarse para propósitos como estudiar las respuestas a su página web, a sus productos y materiales publicitarios.

Desde Bluemarionge consideran que se está produciendo un “cambio de paradigma”. “Se está enfocando la investigación hacia las emociones porque ahora sabemos que compramos por impulso”. Así, Mora y Aucejo consideran que las pymes y los emprendedores irán utilizando unas técnicas que están suponiendo una “revolución” en el campo del Marketing.