Tie Society permite cambiar de corbata tantas veces como quieras por una cuota

Una startup ofrece corbatas por suscripción

En algunos ámbitos, incluso profesionales, parece que la corbata empieza a ser un complemento en desuso. Sin embargo, incluso este clásico accesorio del vestuario formal masculino se está convirtiendo en objeto de innovaciones en los modelos de negocio. Es el caso de Tie Society, una startup que permite cambiar de corbata y accesorios tantas veces como quieras a cambio de una suscripción mensual.

Una startup ofrece corbatas por suscripciónUna startup ofrece corbatas por suscripción
  • linkedin
  • google+

El ‘Netflix de las Corbatas’, como ya se le conoce en Estados Unidos en alusión al videoclub online, permite disfrutar de una amplia gama de corbatas, pajaritas, pisacorbatas, pañuelos y gemelos a cambio de una accesible cuota mensual.

El suscriptor elige el número de accesorios que quiere disfrutar a la vez, desde uno a diez, independientemente del tipo de producto. Los precios van desde 10,95 dólares para un solo producto a 49,95 dólares para diez. El mayor valor de este servicio es que permite cambiar de corbata todas las veces que se desee, y todo con los gastos de recepción y envío incluidos.

Este modelo de negocio sin duda está inspirado en las empresas con modelos de suscripción en este ámbito, especialmente firmas que alquilan bolsos y prendas de vestir femeninos de marcas de lujo, como Vip Closet o Rental Mode.

Sin embargo esta startup, que actualmente ofrece servicio sólo dentro de los Estados Unidos, es aún más democrático. Así, por sólo 29,95 dólares al mes, un usuario puede suscribirse a cinco productos y, realizando cambios semanales, acudir al trabajo a diario sin repetir corbata virtualmente nunca.

Tie Society fue fundada por Zac Gittens y Otis Collins en 2011 en Washington. Estos dos emprendedores, tras graduarse se encontraron con que debían trabajar con atuendo formal y no disponían de corbatas, cuyo coste de adquisición consideraban muy elevado. Actualmente cuentan con cientos de corbatas y complementos para elegir.

El cliente selecciona en la página web las corbatas de que quiere disponer y las recibe entre uno y tres días después en su casa. Cuando decide cambiar, mete las corbatas –o cualquier otro complemento- en un sobre y lo deposita en el buzón de correos más cercano. El servicio incluye la limpieza y desinfección de los accesorios cada vez que un cliente los devuelve.