Consumo colaborativo

Una política francesa renuncia al chófer para pasarse a BlaBlaCar

“Eso es todo, se acabó el coche privado para mí” publicaba Sophie Bringuy, vicepresidenta del Consejo Regional de la región francesa de Países del Loira, en su perfil de Facebook para anunciar que renunciaba a su vehículo privado, así como al chofer oficial en favor de empresas de economía colaborativa como BlaBlaCar o Drivy, dos alternativas al transporte tradicional.

BlaBlaCarBlaBlaCar
  • linkedin
  • google+


Como ya explicábamos en artículos anteriores, en el caso de BlaBlaCar se trata de una plataforma online que conecta a conductores y a pasajeros con el objetivo de compartir los gastos del viaje. Respecto a Drivy, esta empresa se dedica a facilitar el alquiler de vehículos entre particulares.



Volviendo a Bringuy, cabeza de lista del partido de los Verdes a las elecciones regionales de diciembre, ha declarado que durante la campaña se desplazará en tren, autobús, BlaBlaCar y Drivi, según recoge el diario francés Le Main.



En este sentido, Bringuy ha afirmado que las tarifas de las empresas de alquiler de coches suponen una “gran inversión” y que prefiere destinar ese dinero a proyectos solidarios o de corte colaborativo.



Respecto a Drivy, una iniciativa francesa que aspira a extenderse por el resto de Europa, Bringuy señaló que le resulta “un sistema muy simpático” y que además le permite probar nuevos vehículos. “Ayer conduje un Mini y me encantó”, apuntó esta política gala.



En lo que se refiere a España, podemos destacar proyectos nacionales similares como Bluemove, empresa de alquiler de coches por horas, Cabify, aplicación móvil que ofrece chóferes privados para el transporte de particulares o MyTaxi, app de transporte urbano. 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.