La colaboración como actitud para acceder a nuevos “océanos” de negocios

Un nuevo fenómeno emerge en los negocios: la coinnovación

“Colaborar es la forma más inteligente de competir”, o por lo menos así lo cree Alfons Cornella, fundador de co-society, una iniciativa que apuesta por conectar empresas de industrias diferentes para generar nuevos negocios.

Un nuevo fenómeno emerge en los negocios: la coinnovaciónUn nuevo fenómeno emerge en los negocios: la coinnovación
  • linkedin
  • google+

Según explica Cornella, las demandas del mercado empiezan a ser demasiado complejas para resolverlas sin colaboración. Una visión que choca frontalmente con la competencia feroz que existe actualmente entre las compañías.

Este consultor habla de que aportar nuevos valores a clientes y consumidores requiere de la combinación de conocimientos que van más allá de cualquier sector, y que por este motivo el mundo de los negocios se está volviendo colaborativo.

En su estudio de la realidad empresarial, Cornella ha observado como cada vez más empresas se juntan para explorar horizontes desconocidos, como puede ser el caso de la colaboración entre Coca Cola y Heinz en el desarrollo de botellas biodegradables.

Otro ejemplo podría ser Jukari, un proyecto nacido de la cooperación entre el Circo del Sol y Reebok para desarrollar una nueva técnica de entrenamiento físico. Esta iniciativa surge al advertir que muchas mujeres se estaban cansando de los ejercicios mecánicos, que fueron sustituidos por otros más artísticos y creativos.

Cornella habla de “océanos” de negocios por descubrir, a los que sólo se tendrá acceso a través de la colaboración entre empresas de diferentes sectores.

Identificada la oportunidad, Cornella decidió fundar co-society, un proyecto que pretende establecer las condiciones necesarias para que empresas procedentes de diferentes áreas decidan juntarse para explorar la innovación colaborativa.

La “chispa” entre las empresas surge en los eventos denominados co-sessions, en los que los diferentes equipos interactuarán buscando el emparejamiento.

En este sentido, y según explica Cornella, en co-society han logrado perfeccionar una rutina de ejercicios y prácticas que genera las condiciones necesarias para que surja la colaboración.

Entre las herramientas utilizadas para promover la intersección aparece un software que determina la “distancia”, en términos de actividades profesionales, a la que se encuentran las empresas. Cuanto menos tengan en común, más tienen que ganar.

Otra de las prácticas es la “rueda de amigos”. Rondas de conversaciones entre equipos, que se tendrán que relacionar de muy diferentes maneras. Asimismo, los teams jugarán al co-poker, un juego de mesa en el que los equipos apostarán con las habilidades del resto de participantes, en lugar de con las suyas propias.