¿Un nuevo cliente para el nuevo año? Conoce con quien vas a trabajar

Con el año que comienza puede que captemos algún nuevo cliente y tengamos la necesidad de conocer bien a esa empresa, para poder decidir cómo actuar.

¿Un nuevo cliente para el nuevo año? Conoce con quien vas a trabajar¿Un nuevo cliente para el nuevo año? Conoce con quien vas a trabajar
  • linkedin
  • google+

Muchas veces, en esos casos actuamos de forma precipitada y sin conocer a fondo a la empresa con la que vamos a colaborar profesionalmente o que va a ser nuestro cliente, pero es necesario tomarse un tiempo y realizar un examen exhaustivo de las empresas que estemos pensando contratar.

Cuando captamos un cliente, es importante conocer sobre todo si va a poder pagar nuestros servicios. Por ese motivo, existen diversas formas de conocer información de las empresas, que nos puede ayudar a decidir con quién contratar y con quién no. Algunas de las herramientas que podemos utilizar para conocer información sobre una empresa concreta son las siguientes:

Informes comerciales o de riesgo. Son informes elaborados por empresas privadas en los que se detalla la información general de la empresa, sus datos (denominación, CIF, domicilio y objeto social, web, capital social etc.), la probabilidad de impago, actos publicados en el Boletín Oficial del Registro Mercantil, recomendación de crédito etc. Por lo tanto, en el caso en que se trate de una empresa con un alto riesgo de impago podremos decidir sin contratar o no con ella y en el caso de contratar, podremos evaluar si pedir garantías adicionales (pago por adelantado, avales etc.).

Notas simples de sociedades en el Registro Mercantil.

A través del Registro Mercantil, tanto presencialmente como a través de internet, se pueden solicitar notas simples de sociedades que se encuentren inscritas en dicho registro. Para solicitarlas se puede aportar el nombre de la sociedad (denominación social) o el CIF y el Registro nos proporcionará una información general de la empresa que puede ser ampliada en función de lo que paguemos. En general constan los datos más importantes de la sociedad como la denominación, el CIF, los apoderados o consejeros, el objeto social etc.

Internet y redes sociales.

A través de internet podemos cotejar la propia web de la empresa para ver qué actividad desarrolla y otros aspectos más genéricos. Sin embargo, debido al uso de las redes sociales para crear comunidades de usuarios, las podemos utilizar también para buscar opiniones sobre empresas. Se puede buscar lo que dicen sus clientes, otros proveedores o colaboradores.

Con estas tres vías, podremos decidir si es oportuno contratar o si se deben solicitar más garantías para que la relación comercial sea segura para nuestra empresa.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.