Un invento que se convirtió en marca de éxito

La historia del post-it, curiosidades de un objeto que tiene menos años de lo que pensamos

Un invento que se convirtió en marca de éxito (Post-it )Un invento que se convirtió en marca de éxito
  • linkedin
  • google+

Los post-it parecen unos productos sencillos, pero detrás de su creación, se esconde una historia que tuvo numerosas investigaciones científicas y donde hubo una búsqueda incesante por encontrar sentido a un producto que, como muchos en la historia de la humanidad, fue producto de la casualidad y la suerte.

Podríamos decir que los post-it fueron un invento que revolucionó el mundo en su momento. En el ámbito laboral, pasaron a ser un hito que cambió como se comunicaba la gente en las oficinas, incluso hoy en día siguen siendo útiles y muy usados, a pesar de los grandes avances en el terreno de las comunicaciones.

El impacto que tuvieron estos pequeños papeles adhesivos a finales de la década de los 70 y principios de los 80 podríamos equipararlo al de un producto con un gran componente tecnológico. Muchas veces, los lanzamientos exitosos, tienen detrás de ellos una dosis de simpleza y practicidad en ellos, que son aspectos que los hacen útiles y de gran atractivo.

Cuando uno ve este invento piensa ¿Por qué a nadie se le ocurrió anteriormente?

La historia de los Post-it se remonta a finales de los sesenta, cuando el doctor Silver Spencer, que era científico de 3M, desarrolló un adhesivo suave que se pegaba de forma ligera a las superficies. Esto ocurrió cuando su intención era crear algo que tuviera unas propiedades totalmente contrarias.

Spencer descubrió las microesferas, un adhesivo que retenía la adherencia, pero que podía quitarse fácilmente de cualquier superficie. A pesar de este importante descubrimiento, cuando lo descubre no sabía cómo usar este adhesivo.

Tuvieron que pasar varios años hasta que, de forma accidental, un compañero de Silver, respondió de forma accidental al gran interrogante. Arthur Fry, era otro investigador de la compañía que se dio cuenta de que podía usarse como separadores en sus libros de coros que tenían en su iglesia. No se caían fácilmente y se separaban sin romper las hojas.

Con este momento de iluminación de Fry, los dos científicos comienzan a trabajar en un producto nuevo. Hicieron de las sedes corporativas de 3M, un terreno de prueba para el post-it. Fue todo un éxito entre los empleados para comunicarse.

A fin de que la gente conociera este nuevo invento, 3M hizo un muestreo en Boise, Idahi. Fue un éxito completo donde el 90% de los que lo probaron aseveraron que lo comprarían. Las notas se fueron propagando como un virus.

En poco tiempo, el producto debutó en las tiendas de Estados Unidos como “Post-it Notes”, y pasó a ser una marca muy famosa en Estados Unidos y el resto del mundo, contando con presencia en 150 países.

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.