Las grandes corporaciones del mundo gastaron 8.500 millones en estos planes

Un 20% de las empresas informa del impacto de sus programas sociales

Sólo el 20% de las grandes empresas informa del impacto de sus programas sociales, según se desprende del estudio elaborado por KPMG International en el que se constata que a pesar de que, en conjunto, 100 de las empresas más grandes del mundo invirtieron más de 8.500 millones de euros en programas sociales en 2013, son muy pocas las que informan del impacto que tienen estas inversiones en las personas a las que pretenden ayudar.

Un 20% de las empresas informa del impacto de sus programas socialesUn 20% de las empresas informa del impacto de sus programas sociales
  • linkedin
  • google+


De este modo, en el documento -titulado 'Unlocking the value of social investment'- se han revisado los informes corporativos publicados entre 2012 y 2013 de un centenar de compañías y añade que, tanto en estas como en sus fundaciones invirtieron, de media, el equivalente al 2,5 por ciento de sus beneficios, quitando impuestos, en programas dirigidos a abordar retos sociales y medioambientales como el acceso a la educación, la asistencia sanitaria y la ayuda en caso de catástrofes.



No obstante, el estudio releva que únicamente el 20 por ciento de estas empresas dio información cuantificada del impacto de los programas que financia y solo el 32 por ciento comunicó una estrategia de inversión detallada.



Para llevar a cabo este estudio, KPMG examinó las 10 empresas más grandes por facturación en cada uno de los 10 sectores estudiados -automoción, productos químicos y sintéticos, bancos y seguros, alimentación y bebidas, metales, minería e ingeniería, petróleo y gas, productos farmacéuticos, telecomunicaciones, electrónica e informática, transporte y utilities-, un total de 100 entidades con sede en 11 países.



El estudio se basó en información pública incluida en informes corporativos y de fundaciones, entre ellos, memorias de sostenibilidad/responsabilidad corporativa, informes financieros anuales (incluidos informes integrados) e informes de situación y anuales de fundaciones.



El objetivo del informe consiste en ayudar a los responsables del área de Responsabilidad Social Corporativa de las empresas, y a todos los que intervienen en el diseño y realización de inversiones sociales, a superar algunas de las dificultades que impiden medir e informar sobre los programas elaborados para este cometido. En este sentido, en el trabajo se incluye asesoramiento, casos prácticos y un marco para medir y comunicar mejor los programas y las inversiones sociales.



Como explica el socio responsable de Cambio Climático y Sostenibilidad de KPMG en Europa, Oriente Medio y África, José Luis Blasco, "las compañías están invirtiendo sumas cuantiosas en programas sociales". "Los 8.500 millones de dólares que han invertido estas 100 empresas en total equivalen a todo el presupuesto anual de ayuda al desarrollo exterior en un país como Francia", añade.



"Medir el impacto de estas inversiones sobre el terreno puede ser complicado, pero es crucial para entender en qué medida son eficaces estos programas, cómo pueden mejorarse y dónde es mejor invertir el dinero para ofrecer los mayores beneficios. Para todo ello, es imprescindible contar con una estrategia para la inversión social", subraya.