• linkedin
  • google+

De esta encuesta también se desprende que el 21% de las empresas nacionales trabajan con la Administración Pública, que según los últimos datos de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) tarda una media de 151 días en pagar a sus proveedores.

Según la EADA, el 57% de las empresas asegura que la dilación en el cobro de deudas a las administraciones les causa graves tensiones de tesorería, aunque ello no ha provocado tener que tomar medidas drásticas. 

Por otro lado, un 22% de los encuestados declara que los organismos públicos no paga ni mejor ni peor que las empresas privadas, de las que EADA manifiesta que pagan en una media de 79 días. Un 17% afirma haber tenido que despedir a personal a causa de las deudas provocadas por las administraciones y sólo un 4% dice que el plazo de cobro con estos organismos es mejor que con el resto de clientes.