Uber, Volvo y los vehículos autónomos

Viajar en coche sin tener que tomar el volante, evitar la mayor parte de los accidentes de tráfico, esto es lo que Uber y Volvo planean conseguir mediante su alianza.

Uber, Volvo y los vehículos autónomosUber, Volvo y los vehículos autónomos
  • linkedin
  • google+


Uber, la empresa de transporte inteligente vía App, y el constructor automotriz sueco Volvo han anunciado su alianza para crear vehículos autónomos y ofrecer transporte en ellos.



La inversión conjunta prevista por ambas empresas es de de 300 millones de dólares (265 millones de euros). Las empresas planean usar como base del proyecto un vehículo de Volvo al cual Uber le añadirá un sistema de manejo autónomo que ella misma desarrollará.



Además, ambas sociedades se encuentran muy adelantadas en el desarrollo de estos automóviles del futuro, automóviles que permitirán a sus pasajeros desplazarse hasta sus destinos sin necesidad de tomar el volante y que cada vez se encuentran más cerca de ser una realidad.



Pero no es la primera vez que se producen alianzas. Uber y Volvo ya se habían aliado en Estados Unidos fundando un 'lobby' favorable a los automóviles conducidos mediante ordenador, del que también participaban compañías competencia directa de ambas empresas, como Lyft y Ford, y al que también se unían gigantes de internet como Google.



 





 



Actualmente, Volvo testea un vehículo autónomo en las calles de la ciudad sueca de Gotemburgo y Uber hace lo mismo en Pittsburgh, Estados Unidos, con un modelo fabricado por la empresa estadounidense Ford. Es por ello, que se espera que la nueva alianza de Uber y Volvo tenga rápidos resultados prácticos, y ya a finales de este mes comenzarán con un proyecto piloto en la ciudad de Pittsburgh; los vehículos autónomos contarán con una persona en el asiento del copiloto, pero encargada únicamente de vigilar las operaciones, sin tomar el volante en ningún momento.



El Wall Street Journal se adelantaba apuntando que se espera que se desplieguen un centenar de vehículos del modelo Volvo XC90 para las pruebas, pero Uber ha mencionado que además de experimentar con Volvo, también se realizarán pruebas con vehículos de la empresa Ford.



El presidente de Uber, Travis Kalanick, apuntaba uno de los motivos principales para apostar por los vehículos autónomos diciendo que "más de un millón de personas mueren en accidentes de automóvil cada año. Esas son tragedias que las tecnologías de conducción autónoma pueden ayudar a evitar”. Pero Kalanick sabía que Uber no podía hacer frente en solitario al proyecto, por ello debían escoger socios para hacerlo realidad.



La calidad, pero sobre todo la seguridad, que se asocia a Volvo fueron la clave para que la empresa sueca fuera la escogida para llevar adelante el proyecto, "Volvo es líder en términos de desarrollo y es de primera clase en lo que se refiere a la seguridad", apuntaba Kalanick.  



También entra en escena para participar en el proyecto la novel empresa Otto, adquirida por Uber recientemente. Especializada en tecnologías para la conducción autónoma, sus 90 trabajadores junto a su cofundador, A. Levandowski, dirigirán los esfuerzos de Uber enfocados a lograr avanzar en la mejor tecnología para vehículos sin conductor.



Está claro que los coches autónomos son uno de los objetivos principales de las investigaciones en la industria del automóvil, ya que no solo Uber y Volvo están enfocados en ellos, empresas como Ford y BMW tienen planeado comenzar a fabricarlos en el año 2021.



 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.