Trucos para vender más por Internet – Parte I

En el momento de lanzarse a la red para vender más hay que tener en cuenta ciertos detalles que al final pueden acabar marcando la diferencia entre un carrito completo y uno abandonado.

Vender en InternetTrucos para vender más por Internet – Parte I
  • linkedin
  • google+

De ahí que vayamos a ver una serie de trucos para que podáis vender más en vuestra andadura comercial por Internet.

  • Publicidad segmentada

En el momento de plantear una campaña de publicidad en motores de búsqueda o Facebook hay que tener muy en cuenta a que mercado os estáis dirigiendo, pues dependiendo de la fragmentación que hagáis en el público de destino tendréis más o menos éxito.

Por ejemplo, si vendéis conjuntos modernos y costosos de lencería femenina lo suyo sería que os plantearais dirigiros a mujeres de 25 a 45 años, con estudios medios o superiores, y de ser posible residentes en grandes núcleos poblacionales. Con una fragmentación de este tipo os estaréis asegurando llegar a un público interesado en vuestro producto. No vayáis a filtrar por municipio, pues ahí hay gran cantidad de receptores a los que vuestros anuncios les entrarán por un ojo y les saldrá por el otro.

  • No hagáis spam

¿Alguna vez os habéis acordado de los antepasados del responsable de publicidad de la empresa de turno que os bombardea con ofertas de todo tipo? Pues entonces no vayáis a hacer lo mismo. Y es que sí es posible que más gente os acabe conociendo así, pero no precisamente para bien.

El envío de boletines, promociones por email y demás deben hacerse con mesura, de manera espaciada en el tiempo, a usuarios que realmente han dado su visto bueno para recibir esa promoción, ofreciendo claramente una vía para darse de baja del servicio de notificaciones, y claro está que poniendo ofertas interesantes sin letra oculta.

  • El carrito de compra da mucho juego

En el carrito de compra tendréis los datos necesarios para que los clientes puedan terminar el proceso de venta de manera exitosa, ¿verdad? Bueno, pues aquí es cuando la gente es más permeable a posibles ofertas de última hora que podáis hacer. “Puestos a pagar qué más da echar al carrito esto que sólo vale tres euros más”...típico.

Se trata de una técnica muy empleada por las grandes compañías, que saben que la gente es muy influenciable. Las aerolíneas para vender extras y seguros de viaje, las telecos para venderos un móvil, etc. Eso sí, no lleguéis a crear un proceso de compra confuso donde el cliente pueda perderse y acabar desesperándose; como es el caso de GoDaddy, el mayor proveedor de dominios web del mundo.

  • Información vuestra

Uno de los principales problemas del comercio electrónico es la anonimidad de muchos vendedores, bien sea porque les trae sin cuidado este aspecto, porque por alguna razón legal no quieren dar la cara, o directamente porque tienen malas intenciones. Sea como sea da muy mala imagen que no tengáis colocada información vuestra. Y con ello no me refiero a que pongáis el DNI y una foto de vuestra familia, sino simplemente a que tengáis una ficha con la historia del negocio, y si es posible con una foto de los responsables a modo de presentación; etc.

  • Colocad experiencias de clientes

Mucha gente se deja influenciar por las experiencias que hayan tenido otros usuarios con el producto o la empresa en cuestión, así que utilizad esta baza para ganar más confianza en vuestros sitios. Tened en cuenta que muchos serán los que se decidan a compraros si ven que detrás hay un negocio serio y responsable. Hablad con clientes satisfechos para que puedan poner su experiencia en las fichas de los productos, o mismamente para que os las envíen, poniéndolas después vosotros en un lugar destacado.

Esta técnica es muy efectiva cuando los clientes se identifican; por ejemplo cuando se trata de empresas.

  • Promocionaros en las redes sociales

Las redes sociales, y en especial Facebook, son una mina de clientes potenciales. Que no os de miedo abrir una página Facebook para hablar del sector, de vuestra empresa, e incluso para contar vuestras promociones y demás. Llegaréis a más gente, y además a personas que están interesadas en vuestros productos.

Las redes sociales os proporcionan una vía magnífica para estar en contacto permanente con vuestros clientes y con aquellos que puedan tener dudas al respecto. Y es que no todo el mundo llama por teléfono para preguntar o se molesta en abrir el email para ello.

  • Contacto telefónico

En el momento de establecer las diferentes vías de comunicación con vuestros clientes o personas interesadas debéis facilitar un número telefónico. No os limitéis a poner un email, dará mala imagen. Y si tenéis una oficina, tienda o almacén ofreced también la dirección postal, pues cabe la posibilidad de que una persona de la zona quiera conoceros antes de entablar negocios con vosotros.

Por cierto, el número de teléfono que sea fijo, pues uno móvil no da buena impresión. Se entiende que haya determinados profesionales que estén todo el día fuera, y que una linea fija no les sea de mucha ayuda; pero tranquilos, hay solución. Por una parte tenéis las redirecciones de la empresa telefónica, que por muy poco dinero os transferirá las llamadas de una línea fija a un móvil. Y luego tenéis también opciones de “secretaria virtual”; un servicio consistente en que una empresa especializada reciba las llamadas que vayan a vuestro negocio y se hagan pasar por vuestra secretaria. Vamos, que os gestionarán todo dando una imagen profesional.

  • Generad contenido para vuestras tiendas online y páginas

Google ama el contenido fresco, y esa es una buena razón por la que la empresa de Mountain View determina quién debe estar mejor o peor posicionado en sus resultados de búsqueda. Y claro, se da la circunstancia de que las tiendas online tienen poco movimiento de contenidos. Hay una solución a ello: montar un blog.

Así es, los blogs tienen la característica de generar contenido fresco con frecuencia, y ello os ayudará a mejorar en las posiciones de resultados de los buscadores, a ofrecer un aliciente más en vuestro sitio y a recomendar los productos a los visitantes. La cosa aquí es que coloquéis un blog integrado directamente en la tienda, no en una plataforma externa.

¿No tenéis tiempo o buena escritura? Pues entonces podéis probar a contratar a un redactor.

  • Ofertas

Somos como somos, y aunque no necesitemos un descuento éstos no atraen como la mi**da a las moscas. De ahí que sea muy útil poner promociones frecuentes, pues si bien reduciréis vuestro margen por operación generaréis más ventas, y encima habrá productos fuera de oferta que conseguiréis vender indirectamente.

Ahora bien, no os paséis con éstas, pues al final pueden acabar perdiendo su capacidad de atracción y que vosotros o vuestra empresa acabéis con la imagen de “negocio de saldos”. Es decir, no hagáis como una tienda que tengo cerca cuyo dueño lleva 5 años “liquidando por jubilación”.

Próximamente os traeré una segunda entrega, pues hay mucho más que ver aún.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.