Son Aragón, Extremadura y Comunidad Valenciana

Tres autonomías triplican el plazo legal de pago a proveedores

Tres gobiernos autonómicos triplican el plazo de pago de 30 días que establece la ley para saldar las cuentas de las administraciones con los proveedores. Aragón –con 103 días-, Extremadura -90 días- y la Comunidad Valenciana -86 días- son las tres autonomías que más tiempo tardan el pagar a los proveedores, sobrepasando de forma clara el tope legal.

Tres autonomías triplican el plazo legal de pago a proveedoresTres autonomías triplican el plazo legal de pago a proveedores
  • linkedin
  • google+


Les siguen a distancia Castilla y León -57 días-, Murcia -48 días-, Andalucía -45 días-, Madrid -43 días-, Baleares -41-, La Rioja -38 días- y Castilla-La Mancha -36-. Con todo, en el mes de enero, las comunidades han reducido la media de plazo de pago a sus proveedores. Lo han hecho en un promedio de 0,28 días, situándose en una media de 50,55 días.



El camino contrario han tomado las administraciones locales, que aumentan el plazo medio de pago a proveedores. Las grandes entidades locales, que son aquellas con más de 75.000 habitantes o que son capital de provincia o de comunidad autónoma, aumentan el plazo medio de pago en un 34%, lo que suponen 9,92 días más.



Hacienda puede retenerles las transferencias



Tal y como establece la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ya ha requerido a todas estas comunidades autónomas que remitan información detallada sobre las medidas que están tomando para reducir sus plazos de pago a los proveedores.



Respecto a Aragón, Extremadura y la Comunidad Valenciana, al superar los 60 días en el plazo de liquidación a las empresas proveedoras, le serán de aplicación las medidas previstas en la propia Ley Orgánica, que establece que puede llegar a retenerse las transferencias realizadas por el sistema de financiación autonómica para que las administraciones hagan los pagos de sus facturas pendientes de cobro.