Las ventas de la marca japonesa crecen un 17% en Europa

Toyota aumenta un 4,6% su beneficio hasta junio

El fabricante nipón de vehículos Toyota Motor registró entre abril y junio un beneficio neto de 587.774 millones de yenes (4.272 millones de euros), un 4,6 por ciento más que en el mismo periodo de 2013 y la mayor hasta ahora lograda por la compañía en este trimestre. Su beneficio operativo en el primer trimestre del ejercicio fiscal en Japón se situó en 692.730 millones de yenes (5.034 millones de euros), un 4,4 por ciento más interanual.

Toyota aumenta un 4,6% su beneficio hasta junioToyota aumenta un 4,6% su beneficio hasta junio
  • linkedin
  • google+

El mayor fabricante mundial de vehículos obtuvo unos ingresos de abril a junio de 6,390 billones de yenes (46.443 millones de euros), un 2,2 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado.

Toyota logró incrementar su beneficio operativo y sus ingresos pese a la bajada de sus ventas de vehículos a nivel global, lo que se debió a los "esfuerzos de reducción de costes" y a "la fluctuación del yen", según explicó la compañía en un comunicado.

Entre abril y junio, Toyota vendió en todo el mundo 2.238.736 millones de unidades, un retroceso de 15.436 unidades o del 0,68 respecto al mismo período del año precedente. En Japón, su primer mercado, Toyota vendió 1.015.997 vehículos, un descenso del 4,1 por ciento. En cambio, en Norteamérica colocó 503.517 unidades (un 3,94 por ciento más) y en Europa, 127.087 vehículos (un 17,24 por ciento más).

A partir de estos resultados, Toyota mantuvo su previsión de beneficio neto para el ejercicio en curso en 1,78 billones de yenes (12.574 millones de euros), lo que supone una bajada del 2,4 por ciento respecto a 2013.

Según sus estimaciones, el beneficio operativo alcanzará los 2,3 billones de yenes (16.717 millones de euros y un 0,3 por ciento más que el año precedente), mientras que sus ingresos por ventas se mantendrán en los 25,7 billones de yenes (186.780 millones de euros), aproximadamente la misma cifra que en 2013.

No obstante, la compañía revisó a la baja su objetivo de ventas para 2014, hasta los 10,42 millones de vehículos, un descenso de 10.000 unidades o del 3 por ciento respecto a la meta que se fijó previamente para este año.