Todo emprendedor debe tener un reto

El emprendedor es alguien que siempre debe tener delante un reto e ir hacia el objetivo que se ha marcado. Alguien que se levanta con ilusión cada mañana porque hace lo que le apasiona y sueña con hacerlo realidad.

Todo emprendedor debe tener un retoTodo emprendedor debe tener un reto
  • linkedin
  • google+

Por eso, es necesario que todo emprendedor tenga un reto para continuar, que su proyecto sea un continuo desafío, que se planteen problemas y aprenda a crear soluciones.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta un emprendedor cada día?

Aprender a crear un equipo.

Empezar a emprender con socios y amigos es muy habitual, pero es necesario tener muy claro qué relación va a haber y cómo se van a repartir los beneficios. Para ello es esencial firmar un pacto de socios. Además a la hora de crear un equipo, se debe tener en cuenta que hay personas que no se adaptan bien a una empresa que empieza y que está en un cambio continuo. Por eso motivo, la selección de personal es muy importante.

Establecer objetivos reales sin perder la ambición.

Muchas veces tendemos a querer hacer las cosas demasiados rápido, queremos un resultado rápido, pero hay que ser realistas sin dejar de tener ambición, fijarse objetivos que sean difíciles pero no imposibles y saber dar un tiempo a cada aspecto del negocio para que funcione correctamente.

Afrontar la soledad.

Aunque compartamos el proyecto con amigos o con socios, hay momentos en los que nos podemos sentir solos. Por ese motivo, es importante acudir a eventos, grupos de trabajo o grupos de networking donde poder encontrar a otros emprendedores que nos hagan sentir que no somos los únicos, que tienen problemas parecidos a los nuestros y que se pueden superar los obstáculos.

Gestionar la relación con el éxito y con el fracaso.

Se trata de relativizar tanto el éxito como el fracaso, de aprender a pensar que cuando logramos algo importante no podemos olvidar seguir adelante y luchar cada día. Tampoco podemos dejar que el fracaso nos haga abandonar, porque un proyecto que comienza significa un continuo proceso de prueba y error.

Se trata de no hundirse con un fracaso y de no alegrarse demasiado con un éxito.

Trabajar la propuesta de valor.

Muchos emprendedores comienzan su negocio sin tener claro su proyecto y uno de los aspectos más importantes de todo proyecto: la propuesta de valor. Desde el principio, es necesario tener muy claro qué necesidad de mi cliente voy a satisfacer, qué es lo que diferencia a mi empresa de la competencia. Para ello es fundamental escuchar a nuestro cliente, saber qué quiere, de qué se queja, cómo le podemos ayudar. Sólo de esa forma seremos capaces de dar valor a nuestra empresa.

Por lo tanto, la vida de un emprendedor es un reto diario que supone un desafío en todos los sentidos pero que es también una gran satisfacción personal y profesional.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.