Tipos de Garantías de las Obligaciones. Cláusula Penal Parte II

Análisis de la tipología de garantías de las obligaciones, en concreto, la Cláusula Penal.

Tipos de garantías de las obligacionesTipos de Garantías de las Obligaciones. Cláusula Penal Parte II
  • linkedin
  • google+

¿Qué tipos existen?

Sustitutiva

Es la regla general. Sirve para sustituir a la habitual indemnización en caso de incumplimiento, es decir, que en las obligaciones en que se pacte cláusula penal,  la pena será el equivalente al montante que correspondería a la contraprestación anteriormente mencionada. También incluirá el abono de los intereses, si no se hubiere pactado otra cosa.

Por ejemplo, R y S celebran un contrato de compraventa de una maquinaria, en la cual fijan una cláusula penal de 25.000 €. S incumple con la entrega en la fecha acordada y, por ello, R únicamente tendrá derecho al abono de los 25.000 €, independientemente de que el incumplimiento le hubiere supuesto unos daños de cuantía superior o inferior. En estos casos, el acreedor no debe acreditar judicialmente los eventuales perjuicios que haya sufrido, dado que se entiende que, en el momento en que se fijó la cuantía de la Cláusula, ya se tuvo en cuenta.

Cumulativa

Este tipo debe fijarse de forma expresa. Si se llegara a producir el incumplimiento, además de exigir el cumplimiento forzoso de forma específica o el abono de la indemnización de daños, también se podrá exigir la pena. En esta configuración jurídica se puede ver la finalidad sancionadora que tiene.

Existe una restricción al respecto: el acreedor no podrá exigir de forma conjunta el cumplimiento de la obligación y la satisfacción de la pena, a no ser que dicha facultad le haya sido expresamente otorgada.

Por ejemplo, H y J acuerdan llevar a cabo la compraventa de un edificio de oficinas. En el contrato establecen una cláusula penal de 100.000 € por un eventual incumplimiento. J no cumple con lo pactado, por lo que H tiene varias opciones:

  • En caso de que exista imposibilidad sobrevenida de entrega, H puede exigir una indemnización por daños y perjuicios, además de la entrega de los 100.000 €. Deberá probar judicialmente los daños que ha sufrido.
  • H podrá acudir a los Tribunales para que J haga entrega del edificio, es decir, para que le fuercen a cumplir con la obligación y tendrá derecho a optar a los 100.000 € que fija la cláusula penal.

Facultativa

Le permite al deudor liberarse de la obligación cumpliendo la pena.

Por ejemplo, L y P pactan que realizarán una compraventa de acciones de una sociedad por 60.000 € y fijan que la cláusula penal será la entrega de 30.000 € además de unos derivados financieros por otros 30.000 €. P quedará liberado, tanto si entrega los 60.000 € íntegramente en dinero como si hace uso de lo establecido en la cláusula penal, es decir la entrega de derivados y dinero en los términos acordados.

Restricciones

Lo anteriormente comentado no supone que el acreedor tenga un derecho absoluto en caso de incumplimiento, sino que cabe la posibilidad de que un juez, en el caso de que la obligación principal se haya cumplido de forma parcial o irregular, modifique de forma equitativa la pena utilizando los siguientes parámetros para modularla:

  • Si existía necesidad para el deudor de llevar a cabo el cumplimiento parcial o irregularmente. Por ejemplo, F y G celebran un contrato según el cual el primero le debe entregar al segundo 50.000 €. Si la cláusula penal que se establece es de 20.000 € y F únicamente paga 25.000 €, el Juez podría reducir la cláusula penal, por ejemplo, a 10.000 €.

En casos en que el incumplimiento sea total, a pesar de que la pena fijada tenga la consideración de excesiva, desproporcionada, abusiva o sea superior a los daños que realmente ha supuesto la infracción del compromiso, no podrá el Juez modificarla.

Por tanto, la moderación no supone nunca una supresión o incremento de la pena, sino una limitación o reducción de la misma.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.