Tipos de Garantías de las Obligaciones. Cláusula Penal Parte I

Hemos visto en posts anteriores los tipos de obligaciones que existen, sus posibilidades de cumplimiento e incumplimiento y su régimen regulatorio. Lógicamente, deben existir una serie de mecanismos que garanticen esos vínculos obligacionales, los cuales vamos a tratar a continuación.

Tipos de Garantías de las Obligaciones.Tipos de Garantías de las Obligaciones. Cláusula Penal Parte I
  • linkedin
  • google+

¿Qué son?

Como hemos dicho, se trata de instrumentos de carácter jurídico que sirven para el aseguramiento o, en su defecto, para el aumento en el máximo posible de la satisfacción del interés del acreedor respecto a su crédito.

En los créditos con garantía, la parte acreedora tiene dos tipos de derechos:

  • Accesorios: se trata de las garantías propiamente dichas, estando coordinadas con la obligación principal, bien sea en el hecho de que existan, así como con la supervivencia del crédito, su desaparición (extinción) y su transmisión. Puede darse el caso en que las propias garantías no tengan la consideración de accesorias, es decir, que su cumplimiento sea totalmente autónomo.
  • Principales: lo constituyen el propio derecho que ostenta sobre el crédito.

Grupos de garantías

Existen dos grupos de garantías bien diferenciadas: las de carácter real y las de tipo personal:

Reales: son aquellas que permiten al acreedor, en caso de incumplimiento, proceder contra los bienes del deudor para, tras su venta, poder obtener el valor de la obligación, todo ello mediante el uso de mecanismos regulados legalmente para la satisfacción del crédito. Este tipo de garantías son oponibles frente a terceros. Dos ejemplos son la hipoteca o el derecho de retención.

Por ejemplo, A pacta con B que en el día de hoy efectuará la compra de una nave industrial y le hará entrega de 100.000 euros. Incluyen como garantía una flota de 10 coches, la cual B podrá retener y no se la devolverá hasta que A cumpla con la obligación, esto es, abone los 100.000 € por la compra de la nave.

Personales: a diferencia de las anteriores, permiten al acreedor acudir contra el patrimonio de un determinado sujeto, bien sea el deudor o un tercero que se haga responsable del cumplimiento de la obligación, en el caso de que la parte deudora no lo haga. Un ejemplo de ello es la fianza.

Dentro de esta agrupación, encontramos diferentes tipos de garantías, los cuales analizaremos con detalle a continuación:

CLÁUSULA PENAL

Se trata de una prestación de carácter accesorio, que suele tener un cariz pecuniario, en la cual el deudor adquiere el compromiso de, en caso de que se produzca un incumplimiento, un retraso o un cumplimiento parcial, satisfacer al acreedor o a un tercero.

Ello conlleva que si se produce la nulidad de la obligación principal, supondrá también la de la cláusula penal pero nunca será al contrario.

¿Qué funciones tiene?

  • Punitiva: permite al acreedor castigar el incumplimiento producido por el deudor, funcionando como un tipo de multa o sanción.
  • Sustitutiva: se pacta una obligación distinta de la que supondría la indemnización por incumplimiento o que permitiera liquidar daños y perjuicios.
  • Coercitiva: permite estimular o incentivar el cumplimiento, dado que existe la amenaza para el deudor de tener que pagar una penalización, es decir, que se emplea como medida de fuerza que ejerce el acreedor frente al deudor.
Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.