El objetivo sería mejorar la competitividad y acabar con la enorme deuda

Tim Draper, el inversor que quiere dividir California en seis

Dividir el Estado de California en seis es la propuesta del inversor Tim Draper, para que este territorio sea competitivo, y así poder hacer frente a la enorme deuda que arrastra: 132.000 millones de dólares.

Tim Draper, el inversor que quiere dividir California en seissixcalifornias.com
  • linkedin
  • google+

Según Draper, fundador de la sociedad de Venture Capital DFJ, en California rige actualmente un monopolio, que gasta y provee lo que quiere, sin tener en cuenta las necesidades de las diferentes áreas.

En este sentido, Draper asegura en una entrevista a la revista TIME que en un entorno competitivo, la gente obtendría buenos servicios por los que pagaría precios justos.

Habiendo seis estados en lugar de uno, se crearía un entorno de cooperación y competitividad del que todos se beneficiarían.

Desde la plataforma sixcalifornias.com, fundada por este inversor, constatan el hecho de que hay 38 millones de californianos y sólo un gobernador, razón por la que entienden que no están bien representados.

Este movimiento pone de manifiesto que cada región tiene preocupaciones e intereses diferentes y difíciles de equilibrar, por lo que California, con su staus actual, sería ingobernable.

Por ejemplo, según Draper, la gente del sur de California se preocupa mucho por el tema de la inmigración, mientras los del norte están frustrados por sus altos impuestos. Los ciudadanos de la costa se inquietan por la falta de agua y los de Silicon Valley quieren una legislación más a favor de la innovación tecnológica.

A este respecto, Draper aboga por un modelo de gobierno a lo Google, donde sus trabajadores gozan de todo tipo de privilegios y servicios como servicios médicos, guarderías, transporte, instalaciones deportivas o comida, y todo totalmente gratis, uno de los motivos por el que los mejores profesionales del mundo “se matan” por entrar en la compañía de Mountain View.

Sin embargo, este supuesto interés por el bienestar del pueblo de california podría ser un mero acto de egoísmo, detrás del que se escondería la independencia de Silicon Valley – lugar de residencia de Draper - del resto de zonas, mucho más pobres.

Según un estudio, en caso de que Silicon Valley se independizara, esta región se convertiría en la más rica de los Estados Unidos, mientras que alguna otra parte de California, pasaría a ser la más necesitada.

Draper no sería la primera persona que pide que Silicon Valley fuera autónoma, y es que desde hace tiempo se escuchan voces que opinan que este valle aporta mucho más de lo que recibe, además de verse perjudicado por los legisladores.

Los empresarios de este ecosistema emprendedor opinan que el Gobierno se encuentra muy lejos, física e ideológicamente de Silicon Valley, impidiendo con sus leyes el progreso de la tecnología.

En caso de que este iniciativa saliera adelante en algún momento, California se dividiría en: Jefferson, North California, Silicon Valley, Central California, West California y South California.