Tiendas online vs. tiendas tradicionales

Sin darnos cuenta el mundo de internet ha cambiado completamente nuestros hábitos de consumo, de tal forma que compramos de forma diferente que hace unos años. La rapidez de la vida diaria, la falta de tiempo y las ventajas de la compra en tiendas online han revolucionado la manera en la que consumimos.

Tiendas online vs. tiendas tradicionalesTiendas online vs. tiendas tradicionales
  • linkedin
  • google+

En España nos gusta salir a la calle, hablar con la gente, bajar a tomar algo al bar, pero aun así nuestras costumbres han cambiado y las pequeñas tiendas de barrio cada vez se reducen más y quedan relegadas por los grandes centros comerciales y por las tiendas online.

Ventajas del comercio tradicional y del comercio online

Las dos formas de comerciar pueden convivir y ser complementarias, no es necesario que una anule a la otra, ni que una desaparezca para que pueda sobrevivir la otra, porque responden a necesidades distintas y tienen ventajas diferentes.

Entre las ventajas de una tienda tradicional o física podríamos destacar las siguientes:

Posibilidad de comprar con todos los sentidos

Comprar en una tienda física significa que podemos ver, tocar, oler y probar los productos. No es lo mismo comprar unas manzanas online que en una tienda tradicional, donde vemos qué aspecto tienen realmente y en función de ese aspecto podemos decidir comprar o no.

Lo mismo ocurre con la ropa, por ejemplo. Si queremos comprar un pantalón en una tienda física, lo podremos tocar y nos lo podremos probar, que es algo que no podemos hacer antes de comprar en una tienda online.

Cercanía

La posibilidad de hablar con el tendero que nos atiende o con el dependiente de una tienda nos permite comentar lo que buscamos y que nos puedan asesorar. Se crea una cercanía y una confianza que no existe en una tienda online.

Posibilidad de negociar el precio (en algunos casos)

En ciertos supuestos, en las tiendas físicas, es posible negociar el precio. Por ejemplo, si se trata de un producto con algún defecto podemos tratar de negociar una pequeña rebaja y de esa forma entablar una conversación con el vendedor. Esto, evidentemente, no es posible en todas las tiendas y suele ser más habitual en aquellas que venden productos de segunda mano.

Por lo que se refiere a las tiendas online, aportan los siguientes beneficios:

Facilidad de compra

Comprar online es cada vez más sencillo. En pocos pasos hemos comparado varios productos que nos interesan, hemos elegido y hemos pagado. Uno de los principales inconvenientes es que no tenemos el producto al momento, sino que tendremos que esperar unos días para recibirlo.

Ahorro de tiempo

La facilidad en la forma de comprar permite también un importante ahorro de tiempo. En la compra online no perdemos tiempo en desplazamiento y podemos comprar desde el móvil, el pc o la Tablet.

Posibilidad de acceder a productos en todo el mundo

La gran ventaja de comprar online es que tenemos la posibilidad de comprar en casi cualquier sitio. No hay fronteras y eso nos da una inmensidad de opciones a la hora de comprar. Desde el salón de tu casa podrás comprar productos en China, Estados Unidos o Francia.

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.