Esta iniciativa proporciona precios ajustados para los parados que compren en comercios de barrio

Tienda Amiga, ideas solidarias en tiempos de crisis

Tienda Amiga ofrece a los vecinos en situación de desempleo un descuento libre de entre un 5% y un 50% cuando acceden a los establecimientos locales que forman parte de esta red de tiendas amigas. Es una iniciativa solidaria que, a su vez, pretende promover el consumo en los comercios locales.

Tienda Amiga, ideas solidarias en tiempos de crisisUn ejemplo de comercio tradicional
  • linkedin
  • google+

Debido al gran índice de desempleo que existe en la actualidad en nuestro país, de un 26% aproximadamente según la Encuesta de Población Activa (EPA), desde algunas Asambleas de Barrio, surgió la idea de fomentar el consumo en los pequeños comercios locales, que tienen dificultades para sobrevivir desde hace años.

Al mismo tiempo, intentan crear lazos de solidaridad entre los agentes sociales y ayudar a los desempleados que residen en el barrio. Esta acción favorece al pequeño comercio que se encuentra en una situación delicada debido a la pérdida de clientes y la competencia que ejercen las grandes superficies y que se ha visto agravada con la liberación de los horarios en el sector.

Para los vecinos en paro, sin embargo, esta iniciativa les proporciona unos precios ajustados que beneficiarán su situación económica.

Los comercios, con su colaboración, favorecen el comercio solidario y ponen de relieve los beneficios que puede tener comprar en una tienda de barrio, como pueden ser la atención personalizada, la amabilidad o la diversidad del producto.

Los comercios que se unen a esta iniciativa cuentan con una mayor difusión dentro del barrio, y como elemento diferenciador, tendrán una pegatina identificativa “Soy una tienda amiga” en el escaparte o puerta del negocio, además de darse a conocer en publicaciones web, asociaciones de vecinos y centros parroquiales.

Para que un desempleado pueda beneficiarse de estos descuentos, sólo tiene que presentar la tarjeta del paro para que el comerciante pueda aplicar la rebaja en función de sus márgenes comerciales.

Esta iniciativa es hoy una realidad en varios barrios madrileños como Horatelza, Alcalá de Henares y Carabanchel, así como los sevillanos Triana-Los Remedios o Parque Alcosa que se han ido sumando a esta acción solidaria.

Esta red de tiendas amigas pretende fomentar el consumo de comercio local e incentivar la participación de los agentes sociales del barrio, así como poder aportar soluciones reales a las personas que más lo necesitan dentro de tu entorno local.