Tesla necesita más fondos para sus objetivos

La marca norteamericana ante la disyuntiva más importante para la compañía

Tesla necesita más fondos para sus objetivosTesla necesita más fondos para sus objetivos
  • linkedin
  • google+

El anuncio que publicó la Comisión del Mercado de Valores (SEC) sirvió como confirmación de una noticia de la que se hablaba desde hacía tiempo. Tesla se va a fusionar casi con total seguridad con SolarCity; la unión está valorada en 2.400 millones de dólares, 400 menos de lo esperado. Este movimiento estratégico serviría para salvar a la empresa solar y así aprovechar su propia tecnología para Tesla, el otro gran imperio de Musk. Afrontar la deuda o una ampliación de capital es la cuestión que tendrá que afrontar Tesla hasta Navidad.

Al final se ha confirmado algo que no esperaba la empresa hasta 2017. Tesla cuenta con 400.000 solicitudes para su Model 3 y por el momento solo hay capacidad para la producción de 15.000 Model S  Model ; la fabricación debería comenzar a lo largo de 2017, pero las cuentas no terminan de salirle ni a Musk.

Los fondos que se han obtenido con las pre-reservas y los 3.250 millones que tiene acumulada la empresa a 30 de junio no son suficientes para todas las unidades de tesla que debe fabricar. Si a esto le sumamos que tampoco cuenta con espacio útil en sus factorías, viéndose en la obligación de construir una fábrica. Musk no es amante de las modestias y afrontará la construcción de una gigafactoría. En resumidas cuentas, más dinero.

La gran pregunta es la siguiente, ¿de dónde salen los fondos? Hay que considerar que ni la hucha de Tesla es tan grande ni ha podido obtenerlo de sus futuros propietarios. Para resolver este problema hay dos vías:

Primera vía: La que más gusta a Tusk, la emisión de deuda, algo que a estos niveles y teniendo en cuenta el riesgo no es la más sensata ni la que acepta en su mayoría el mercado. Una solución, en definitiva, posible, pero poco realista. Para ello Musk debe doblar como poco el dinero disponible en caja.

Segunda vía: Afrontar otra ampliación de capital, que sería asumir algo que realmente Musk odia por encima de todo, perder poder accionarial sobre sus creaciones. En el pasado salió mal parado de Zip2 y Paypal y siempre ha intentado evitarlo. Ya va a tener que ceder con SolarCity, de la que tiene el control accionarial.

Lo sorprendente es que todos estos movimientos estaban previstos para 2017 y se va a cerrar antes de que acabe el año, algo que deja claro la gran necesidad de tomar una decisión. El capital para tener que afrontar todos estos temas tiene que entrar sí o sí, por lo que o Musk se conciencia o puede quedarse sin el sueño que tiene entre manos.

El fin justifica los medios y la supervivencia de Tesla, su éxito depende de sacrificar algo para que se puedan acometer los grandes sacrificios de una empresa que ha removido la industria del automóvil.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.