Tecnología y negocios, ¿estamos enganchados a las pantallas?

Las pantallas son hoy en día nuestra principal herramienta de trabajo, ya sean de móvil, tableta u ordenador, en todo momento y en cualquier actividad estamos en constante contacto con ellas, por eso deberíamos preguntarnos si estamos enganchados a las pantallas, y cómo nos afectan.

Tecnología y negocios, ¿estamos enganchados a las pantallas?Tecnología y negocios, ¿estamos enganchados a las pantallas?
  • linkedin
  • google+

En los mejores casos con un dispositivo basta, pero en la mayoría de casos los trabajadores usamos varios a la vez para llevar a cabo una misma tarea, para así aprovecharnos de las diferentes ventajas que aporta cada uno de ellos.

Los smartphones siguen siendo los dispositivos preferidos por los empleados para realizar tareas simultáneas en sus puestos de trabajo, y las compañías, a la vista de este aumento en el uso de las pantallas y el cambio que conllevan, se han planteado de qué forma sacarles partido para mejorar la productividad y las cifras de sus negocios.

El uso de los diferentes dispositivos, sobre todo de los smartphones que siempre nos acompañan estemos donde estemos, tiene una clara influencia en el aumento de la productividad, además permiten la actualización constante de la información y del conocimiento, al tiempo que incrementan la conectividad entre los empleados.

Todo esto está muy bien, tanto a la hora de ser eficaces y eficientes en la realización del trabajo, como para la empresa que ve cómo estas herramientas mejoran la productividad de sus empleados. Pero tal vez estamos yendo demasiado lejos sin pararnos a pensar en las consecuencias que el acceso continuo a estos dispositivos tiene en nuestra vida, como el no permitirnos desconectar de lo laboral ni un momento o estar siempre disponibles para los demás, perdiendo parte de la cantidad y calidad del tiempo que deberíamos dedicar a nuestra faceta personal.

Es el caso por ejemplo de los directivos de las empresas, quienes han cambiado su forma de trabajar con el uso de estos dispositivos, que emplean para poder conciliar su vida personal con la familiar. Los responsables de las empresas apuestan por funcionar a través del concepto ‘flexiwork’, es decir, por trabajar fuera de la oficina para ser capaces también de atender sus compromisos personales. Pero no es tan fácil, porque muchos aseguran que acaban sintiendo que de este modo siempre están conectados, lo que les lleva a sentirse enganchados al trabajo y les impide desconectar de sus tareas laborales para centrarse en su vida personal.

Los trabajadores autónomos también son uno de los colectivos que sufre este ‘enganche’ a las pantallas, sobre todo a las de sus teléfonos móviles. Los autónomos encuentran en el smartphone una herramienta inestimable de trabajo, que emplean desde que se levantan por la mañana, hasta mucho después de haber ‘acabado’ su jornada laboral.

De esta manera el smartphone es un elemento indispensable para ellos, y la observan como casi una prolongación de ellos mismos, todo ello gracias a las posibilidades tecnológicas que les ofrece en la gestión de su negocio.

Y así de claro queda en el informe: "La flexibilidad laboral: amiga o enemiga", que ha realizado y presentado Vodafone en este 2016, donde más de un 70% de los trabajadores españoles reconoce que emplea el teléfono móvil para trabajar, una cifra que supera con mucho a la de Reino Unido, con un 38%, o a la de Alemania con su 27%.

Y es que los autónomos españoles encuentran multitud de opciones en su smartphone que les permiten sacar adelante su negocio, aunque muchas veces no se paren a pensar en los inconvenientes de estar tan ligados a sus pantallas.

Así, cualquier faceta del negocio cabe dentro del smartphone, desde la capacidad de convertir los tickets a facturas, controlar los gastos e ingresos, disfrutar de asesoría online, llevar al día la agenda, consultar la banca móvil, etc. Existe una aplicación para cada tarea, y pueden compilarlas todas en un mismo lugar, el teléfono que les acompaña a todos lados.

Por supuesto, las aclamadas redes sociales pueden ser monitorizadas desde el móvil, y el contacto con clientes, empleados y proveedores es directo a través del teléfono, ya sea a través de las llamadas de toda la vida, o también vía correo electrónico o Whatsapp.

Alto directivo, empleado o trabajador autónomo, ocupes el puesto que ocupes, está claro que el uso del smartphone, y todas las posibilidades que ofrece a través de sus aplicaciones, constituye la posibilidad de sentir que llevas tu negocio, tareas u oficina allá donde estés, permitiéndote aumentar la productividad y con ello los beneficios, pero es básico que seamos capaces de adecuar el empleo del dispositivo móvil a determinadas funciones para sacarle el máximo provecho, sin quemarnos y sin sentir que somos prisioneros de nuestro trabajo y de nuestro teléfono inteligente.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.