¿Facturar sin ser autónomo? Te explicamos cómo

Surgen oportunidades de ganar un dinero extra haciendo trabajos puntuales por cuenta propia, sobre todo en épocas de crisis, y no podemos resistirnos a aceptarlos y conseguir ese sobresueldo que siempre vendrá bien. 

¿Facturar sin ser autónomo? Te explicamos cómo¿Facturar sin ser autónomo? Te explicamos cómo
  • linkedin
  • google+


Es cuando nos surgen también las dudas: cómo hacerlo, cómo declararlo ante Hacienda, sobre todo cuando la cantidad que va a suponer el trabajo no es suficiente para cubrir los gastos de darse de alta como autónomo o es un negocio que no tenemos claro cómo va a evolucionar.



Según la ley, por muy puntual que sea el trabajo ha de ser declarado, pero emitir una factura supone trámites burocráticos complicados y gastos que no van a compensar los ingresos por nuestro trabajo. Entonces, cómo hacerlo. Hoy es posible emitir una factura por un trabajo realizado o servicio prestado sin ser autónomo, y hay varias opciones.



Por un lado, puedes darte de alta en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores a través de un trámite totalmente gratuito (modelos 036 y 037) y esencial, emitir facturas sin dar este paso es delito. Una vez dado de alta en el censo, y siempre que los ingresos conseguidos no supongan un medio de vida cuyos beneficios permitan una sostenibilidad económica (no superar el salario mínimo), cualquiera podrá facturar. Recuerda que deberás liquidar el trimestre de IVA igualmente, teniendo en cuenta lo que hayas recibido por tus servicios o productos y también lo que hayas invertido para llevar a cabo tu actividad. Conseguirás un resultado, positivo o negativo, que será lo que te corresponda abonar o recibir de Hacienda.





Por otro lado, puedes optar por las cooperativas de trabajo asociado, muy populares en los últimos tiempos. Para poder facturar con ellos tendrás que ser socio de la cooperativa, y para ello deberás realizar un pago inicial que ronda entre los 80 y 100€, dependiendo de la que escojas. La factura se emitirá a nombre de la cooperativa y ésta te cobrará los correspondientes gastos de gestión. Una vez se abone la factura te ingresarán tu dinero con los descuentos por sus comisiones.



Por una lado, las tareas burocráticas de facturar por nuestra cuenta, aunque sea a través del Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores y tener que ocuparse de liquidar los trimestres del IVA puede suponernos un trabajo extra que no queramos o podamos hacer, por otro, las comisiones de las cooperativas pueden no gustar a todo el mundo.



Sea como sea, lo que acopla a uno no siempre funciona bien con otro, pero eso sí, lo que seguro no va a salir rentable a nadie que emita pocas facturas al año y no supere salario mínimo interprofesional es darse de alta como autónomo, al 21% de IVA y el correspondiente porcentaje de IRPF hay que sumarle las cuotas de la seguridad social del RETA, y al final de la jugada habremos perdido más dinero del que habríamos podido ganar.



Si estás interesado en conocer mejor algunas cooperativas, y cómo funcionan, solo tienes que investigar un poco por la Red y sacar tus conclusiones sobre los pros y los contras de lo que oferta cada una, te dejamos algunos enlaces para que comiences con la tarea: FactooFreelance SCM o Freeautónomos.

Insertar comentario
1 Comentario
Imagen de Anónimo
¿Facturar sin ser autónomo? Te explicamos cómo

Gracias Infocif por informar de nosotros, las Cooperativas de Trabajo Asociado, una muy buena opción para trabajadores por cuenta propia que han de facturar pero sin suficiente ingresos como para hacerse autónomos.
El caso de Factoo es la cooperativa cuyo coste y gastos están más ajustados, sin perder por ello servicios, sino todo lo contrario, con Asesoría legal y laboral incluida si tu situación laboral lo requiere.
En cuanto a la Cuota de Alta es de sólo 30€, reembolsable en caso de baja según condiciones.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.