Stripe, un revolucionario método de pago

El pasado mes de octubre aterrizaba en nuestro país el revolucionario método de pago Stripe. La plataforma es la mejor forma de aceptar pagos a través de páginas web y aplicaciones móviles, opera con miles de millones de euros cada año y da soporte a los modelos de negocio más innovadores de todo el mundo.

Stripe, un revolucionario método de pagoStripe, un revolucionario método de pago
  • linkedin
  • google+

Esta empresa de pagos móviles ha sido utilizada por cuatro de cada diez norteamericanos al menos una vez en su vida, y desde octubre los españoles tenemos la opción de poder usarla también, ya que la plataforma aterrizó en España con una base de clientes de más de 1.000 empresas, entre las que figuran grandes compañías como El Corte Inglés, o startups como Deliveroo, Glovo, etc.

El consumo en España a través de Internet aún es bajo, de apenas un 5%, en comparación con otros indicadores de desarrollo tecnológico, como los que nos posicionan como el país con la mayor penetración de móviles de Europa o uno de los que cuenta con los mayores despliegues de redes de nueva generación.

Stripe llega decidida a cambiar estas cifras, ya que en parte se deben a la complejidad de muchas pasarelas de pago o la incapacidad de las pymes españolas de afrontar el desarrollo de un método de pago ágil, sencillo y seguro por sí mismas.

Según Guillaume Princen, director de Stripe para el Sur de Europa, el objetivo de la plataforma es "ofrecer a las empresas españolas las herramientas necesarias para gestionar sus pagos de forma sencilla y ayudarles a expandirse internacionalmente de manera rápida".

Stripe integra en un único punto todas las necesidades de pagos online (pasarela, gestión y conexión con bancos y proveedores de pagos), con una interfaz sencilla, especialmente pensada para entornos móviles y todo tipo de apps.

Estas características le han valido a la plataforma el privilegio de haber sido usada por el 40% de los norteamericanos, entre los que figuran clientes de la talla de Facebook o Salesforce, y con todo ello, que antes de aterrizar oficialmente en España contase con más de un millar de empresas que ya usaban su tecnología.

Stripe destaca por ser capaz de acelerar el crecimiento internacional de las empresas que trabajan con la plataforma, ya que les permite olvidarse de la complejidad que conllevan los pagos, incluso con aquellos que operan con distintas monedas.

La facilidad que aporta Stripe a los pagos online es solo una parte de su oferta y de sus objetivos, una vez superada con éxito esta parte de sus servicios, la plataforma sigue trabajando duro en otras áreas como reducir el fraude, manejar la facturación o realizar la conversión móvil, al tiempo que se dedican a desarrollar determinados servicios para ayudar a emprendedores en países subdesarrollados a fundar su propia empresa en Estados Unidos para que se puedan beneficiar de sus ventajas.

De esta forma, el objetivo de Stripe es facilitar la tramitación de las transacciones y la administración de una empresa online para potenciar el comercio electrónico y aumentar el PIB de Internet. Para la compañía la posibilidad de facilitar más transacciones es un tema de código y diseño, más que una cuestión financiera, por lo que han diseñado una plataforma para desarrolladores, autores y creadores.

Stripe se lanzó en septiembre de 2011, y en la actualidad gestiona miles de millones de euros al año para cientos de miles de empresas, desde startups recién fundadas hasta grandes corporaciones, lo que les permite reflejar muy bien categorías que prácticamente no existían hace apenas cinco años. Empresas como Twitter, Kickstarter, Shopify, Salesforce o Typeform, son solo algunos ejemplos de las miles que trabajan con Stripe.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.