Entrevista a Félix López Capel, Director de Relaciones Internacionales en AJE Madrid

“Somos muy eficientes en conseguir financiación, tanto pública como privada”

Con motivo del 30 aniversario de la Asociación de Jóvenes Empresarios de Madrid (AJE) hemos querido conocer el funcionamiento de la organización a través de Félix López, Director de Relaciones Internacionales, que, con su dilata experiencia como inversor, nos da las claves para crear un proyecto válido y llevarlo a cabo a través de esta institución privada.  

AJE Madrid es la primera asociación en España pionera en el apoyo y promoción del emprendimientoEntrevista a Félix López Capel, Director de Relaciones Internacionales en AJE Madrid
  • linkedin
  • google+


AJE Madrid se define como una asociación sin ánimo de lucro, que defiende los intereses de los empresarios, además de apoyar y promocionar el emprendimiento.



¿Cuándo empiezas a formar parte del mundo del emprendimiento?



Fue en el año 2008 cuando formo parte de xing.com, era una startup, una red social profesional. Esa startup me hace entrar en contacto con emprendedores e inversores y empiezo a ser muy activos en diferentes eventos. Es ahí donde nace mi gusanillo por el emprendimiento.



¿Emprendedor o empresario?



Pues soy empresario porque facturo, si tuviese un proyecto en marcha seria emprendedor, pero soy empresario porque tengo una S.L. que se llama Conectando Empresas. Mi principal función es ayudar en estrategias de marketing y comunicación tanto a empresas de nueva creación como a multinacionales. Ayudo a captar clientes.



Además de dirigir una empresa formas parte de AJE Madrid, ¿cuál es tu función?



Llevo tres años trabajando aquí y actualmente soy el Director de Relaciones Internacionales y lo que hago es conectar a AJE Madrid con todo el ecosistema emprendedor. Llevo las relaciones con instituciones públicas, con el Ayuntamiento de Madrid, cámaras de comercio, con las principales fundaciones que apoyan el emprendimiento, con universidades públicas y privadas y con todo el ecosistema inversor.



¿Qué ofrece AJE Madrid a los emprendedores?



Es de las pocas que realiza un proceso de 360º. Ayudamos en todo el proceso que supone lanzar una empresa, desde aterrizar la idea en un plan de negocio, a resolver todas las dudas a nivel jurídico legal. También somos muy eficientes en conseguir financiación, tanto pública como privada. Damos continua formación práctica para emprendedores y empresarios, y proporcionamos una buena actividad de networking para que den a conocer su empresa y capten clientes.



¿A cuántos emprendedores ha conseguido ayudar?



Por año estamos ayudando a 3.000 emprendedores. En AJE Madrid hacemos el maching entre qué proyectos pueden interesar a los distintos inversores. Ahí hay que tener buen olfato en el sentido de enfocar bien qué proyecto puede gustar más a un inversor o una entidad.



¿Cómo se decide si un proyecto es válido o no?



Lo analizamos siempre a fondo. Empezamos conociendo el plan de negocio y sus previsiones financieras, sus necesidades de financiación, previsiones de ventas, el equipo, sector, escalabilidad para darle la mejor opción.



Para que AJE se interese por un proyecto ¿en qué fase debe estar?



Nos adaptamos a cualquier proyecto para conseguir darle un impulso. Somos eficientes en todas las fases, desde la fase de agilizar la idea hasta proyectos consolidados que incluso quieren salir fuera de España.



¿Tenéis acuerdos con organizaciones extranjeras para quién quiera emprender fuera?



Tenemos acuerdos con un par de incubadoras extranjeras, una en Chile y otra en Silicon Valley y también acuerdos con diversas cámaras de comercio de Brasil y Polonia.



¿Qué gana, económicamente hablando, AJE Madrid conectando a emprendedores con inversores?



No ganamos nada, simplemente cobramos una pequeña cuota anual para acompañar a ese proyecto.



Cuéntame algún éxito y algún fracaso



Éxitos hay varios, quizá el más conocido sea la marca de moda El Ganso que empezaron hace 7 años con AJE Madrid, otra seria Nona Box. Fracasos no recuerdo ahora ninguno así estrepitoso.