¿Somos más productivos en verano con jornada intensiva?

Son las 15:00 y los trabajadores de la empresa salen a la calle. Visto así parece que salen para la pausa de la comida. No es una jornada especial para la época navideña ni una jornada intensiva de verano. Han terminado su jornada de trabajo y se van a casa. ¿Te gustaría vivir esto todos los días?

¿Somos más productivos en verano con jornada intensiva?¿Somos más productivos en verano con jornada intensiva?
  • linkedin
  • google+

Muchas empresas han comenzado o están a punto de empezar la jornada intensiva de verano y es el momento de plantearse los beneficios de ese horario y si se podría implantar en las empresas durante todo el año.

Jornada partida & jornada intensiva

En España son todavía muchas las empresas que establecen un horario partido con dos horas para comer. Esa circunstancia se une al hecho de que parece que nos encanta “calentar la silla” es decir, que nadie se marche antes que el jefe.

Todo lo anterior produce como resultado agotadoras jornadas maratonianas, por las que nos es imposible conciliar nuestra vida personal y familiar con la laboral, porque nuestra vida personal casi no existe.

Cuando llega el verano y comenzamos el horario intensivo somos felices, tenemos la tarde para disfrutar de nuestra vida y eso tiene como consecuencia que trabajamos mejor y más concentrados. Los beneficios de la jornada intensiva son de muy distinto tipo y podemos destacar los siguientes:

Mayor aprovechamiento del tiempo. Un trabajador que sale a las tres de la tarde, intenta aprovechar al máximo posible su tiempo de trabajo para alcanzar los resultados que se le requieran. Evitará las distracciones, las pausas demasiado largas y trabajará más concentrado.

Motivación de los trabajadores. La idea de salir a las 3 de la tarde y tener toda la tarde para hacer nuestras cosas y dedicarnos a nuestra vida, ya es motivadora por sí misma, por lo que trabajaremos más felices y motivados.

Planificación. La necesidad de aprovechar el tiempo de trabajo nos impone la necesidad de planificar el trabajo: qué quiero obtener, en cuánto tiempo y qué tareas debo realizar. Estas tres cuestiones son básicas para cualquier planificación.

Aumento de la productividad. El aprovechamiento del tiempo, la motivación y la planificación tienen como consecuencia el aumento de la productividad tanto de los trabajadores como de las empresas.

Reducción del absentismo. Los trabajadores van a trabajar felices por lo que el absentismo se reduce radicalmente y hay menos bajas laborales.

Con todas estas ventajas de la jornada intensiva, las empresas en España deberían plantearse implantar un horario continuo y beneficiarse por tener trabajadores más felices y más productivos.

El ejemplo sueco

El año pasado en Suecia se redujo la jornada laboral a 6 horas porque se entendió que un empleado no puede ser productivo durante ocho horas. Todos nosotros hemos comprobado como al final de la jornada laboral estamos agotados y no somos ni la mitad de productivos que cuando comenzó el día de trabajo.

En algunas empresas suecas la jornada de 6 horas lleva funcionando incluso 3 años y los empresarios que la implaron manifiestan que es más sencillo retener a los trabajadores puesto que no quieren dejar lo bueno. Uno de los aspectos más valorados por los trabajadores a la hora de elegir una empresa en la que trabajar es la flexibilidad para conciliar la vida laboral y la persona.  

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.