Entrevista a Josep María Garrofé, CEO de Selfpacking

Selfpackaging: ‘reinventarse o morir’

Selfpackaging es un claro ejemplo de que quien quiere, puede. Este negocio surge como una necesidad de "reinventarse" cuando la crisis económica se instala en España y sin prisas por marcharse. Josep Maria Garrofé, CEO del negocio lo tuvo claro “cuando ves que baja tu facturación hay dos opciones, reinventarse o morir”. 

Entrevista a Josep María Garrofé, CEO de Selfpacking Selfpackaging es una tienda online donde ofrecen ‘packaging’ creativo en pedidos mínimos
  • linkedin
  • google+


Y así, reinventándose, crea Selfpackaging, una tienda online donde ofrecen ‘packaging’ creativo en pedidos mínimos. Cuenta con un amplio catálogo de cajitas de diseño que puedes montar en tu propia casa y personalizarlas al gusto del consumidor. Este emprendedor nos explica el modelo de negocio y el éxito obtenido hasta la actualidad.



¿Cómo surge la idea de negocio?



Gran parte de mi vida la he dedicado a realizar cajas de diseño. Cuando llega la crisis y uno ve que baja la facturación de su negocio, cuenta con dos opciones, o reinventarse o sufrir. Es entonces cuando ideé Selpackaging con la idea de estandarizar lo que estábamos haciendo hasta ahora para poder ajustar el precio aplicando el concepto de Ikea, es decir, si consigo que el propio cliente pueda construir su propia cajita desde casa, se abaratarán los costes de fabricación. Y así lo hicimos. Nosotros hacemos las cajitas y es el propio usuario quien se la monta desde casa.



A parte de que el usuario puede encontrar en la web miles de cajitas de distintos tamaños y colores, nos hemos puesto un límite de unidades de compra, puedes comprar uno, dos, tres o cuatro unidades a unos precios muy ajustados, y además, puedes personalizarlas.





El modelo de negocio se crea en 2010, por entonces, nuestro business plan no era muy potente, pero al año siguiente cuajamos en el mercado y empezamos a facturar. Nos pusimos a buscar inversores, que acaban de entrar hace un mes y poco en la empresa, para poder crecer de manera exponencial.



¿Cuál es el lema del negocio?



“Hazlo tú mismo”, es una manera de que el cliente pueda, de manera cómoda, montar su cajita desde casa. Era un sector que yo no conocía, y sin embargo, ha sido lo que ha gustado más entre los clientes. Hemos estado en el sitio oportuno, en el momento oportuno.



¿Cuánto capital necesitaste para arrancar?



¡Buf! Hemos invertido mucho en horas y en capital humano, hasta que han llegado los inversores, quienes han invertido mucho esfuerzo y dinero. Aproximadamente empezaríamos con unos 200.000 euros, pero con la incorporación de los inversores la cifra es más elevada para poder exportar estos productos fuera de España.



¿Cuánto ha crecido la empresa desde su creación?



Cada año estamos doblando, crecemos un 50% anual.



¿A qué países exportáis?



A todo el mundo, pero el foco lo tenemos puesto en Francia. Tenemos también la web en francés y una 'country manager' para ese país. Contamos también con una fuerte presencia en Italia, Reino Unido, y ahora estamos entrando en Estados Unidos. 



¿Qué productos podemos encontrar en Selfpackaging?



Son cajitas para envolver cualquier producto y para cualquier tipo de cliente. Buscamos cubrir cualquier necesidad del cliente para el servicio que precise, en cantidades más pequeñas, personalizadas y a precios ajustados.



¿Qué sector os suele demandar más productos?



El sector del cupcakes, cada vez nos piden más cajitas.



¿En qué se diferencia Selfpackaging de la competencia?



Por el diseño y la creatividad, que es nuestro fuerte. Nosotros no hemos inventado nada nuevo pero nuestra diferenciación reside en el diseño.



Claves del éxito de este negocio.



Te diría que la constancia, sin duda alguna.