Destacarás entre la competencia

Seis pasos para crear la identidad de una marca

Para las pymes, así como para las grandes compañías, la marca es como tener un ‘super poder’, al ser la manera que tienen para distinguirse del resto de las empresas que existen en el mercado, lo que le diferenciará de sus competidores convirtiéndolas en una firma única. 

Seis pasos para crear la identidad de una marcaImagen: Ignacio Santiago
  • linkedin
  • google+

Desde EAE Business School, para conseguir la singularidad de una marca y constituir su identidad, las empresas pueden seguir estos seis pasos básicos:

1-Definir la empresa, el producto y la necesidad. “Es el germen de todo”, destacan desde la escuela de negocios. Debe haber claridad en los objetivos de la firma, en el alcance del producto y en la necesidad que aspira a cubrir en el espectro comercial.

Es importante, además, que los tres elementos estén orientados en un mismo sentido. Esto en el marketing es lo que se conoce como línea corporativa.

2- Marcar quién es el cliente objetivo. Segmentar a los clientes es una acción fundamental, dado que los productos de una empresa no pueden venderse a todo el mundo. Las empresas deben definir a qué público van a dirigir sus productos o servicios y cómo lo van a realizar. La relación entre empresa y cliente es bidireccional, debido a que “la marca define al cliente y el cliente define a la marca”.

3-Atributos del producto. La identidad de una marca, no sólo tiene que ver con las características del producto, sino también con aquellos aspectos que diferencian de sus competidores, que constituirán un elemento a favor de la marca.

4-Símbolos y signos. A la hora de dar forma a una idea de negocio, influyen de forma positiva para la marca los colores, los signos y el eslogan empleado. Cuando hay claridad en las intenciones, los elementos gráficos reflejan con acierto los principios, valores y objetivos de las empresas. “Todo comunica”, recuerdan desde la escuela de negocios.  

5-Canales de comunicación. Un producto también se define por las formas en que la empresa lleva a cabo el proceso de comercialización. Los canales de difusión hablan del producto y le proporcionan un carácter que será valorado por los clientes.

6- Diseño del producto. Se refiere al producto en sí mismo, es decir, a qué características va a reunir para que cuando se presente ante los consumidores se consiga captar su máxima atención. En este paso entran en juego, puntualizan desde la escuela de negocios, todos los elementos que aportan valor a la producción de aquello que se ofrece a los clientes. 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.