La web social y el ‘big data’ pueden reforzar los pilares básicos de las empresas de consumo

Seis ideas para sacar rentabilidad a los perfiles sociales de tus clientes

La capacidad para recoger y analizar gran cantidad de datos generados dentro y fuera de la empresa abre grandes posibilidades para los negocios de consumo. La combinación de las tecnologías sociales y de análisis de información permite a las empresas explorar nuevos territorios comerciales que hasta hace poco parecerían de ciencia ficción.

Seis ideas para sacar rentabilidad a los perfiles sociales de tus clientesUn stand de Bulgari en una feria de Suiza. /EFE
  • linkedin
  • google+


El impacto de las tecnologías digitales en los negocios físicos va mucho más allá de la presencia comercial en distintos canales. Accenture avanza que la integración de los datos comerciales -obtenidos internamente- con la información que los clientes comparten en internet abre nuevas oportunidades a las empresas de consumo:



  1. Conveniencia. Los datos sociales pueden ayudar a dar una experiencia más cómoda en todos los pasos de la compra, con consejos para la elección del producto más indicado y la adaptación de las ofertas al ‘calendario social’ del cliente, poniendo fácil la compra de regalos a amigos. Cuando un cliente dice que viajará a una ciudad, le puedes ofrecer servicios específicos –hoteles, compras, ocio- para esa fecha en esa localización.

  2. Selección de productos. Las herramientas sociales ayudan a elegir los productos preferidos por los clientes. Puedes seguir los productos destacados por cada segmento en la red social Pinterest, inferir los gustos con datos de clientes similares y mantenerte alerta de las tendencias en redes sociales.

  3. Información y experiencia. Si quieres ayudar a tus clientes a encontrar y evaluar el producto más indicado, puedes usar sus datos para ofrecer contenidos digitales específicos para cada consumidor y crear asistentes virtuales de compras. En el mercado físico, Nordstrom está probando una tecnología que entrega información a los empleados de las redes sociales de los clientes cuando entran por la puerta de una de sus tiendas.

  4. Precios y eficiencia. La información social puede ser una gran aliada en la predicción de la demanda. Puedes monitorizar los eventos sociales -como una imagen de un famoso con una determinada prenda de vestir- y cruzarla con datos demográficos de cada zona para predecir las ventas.

  5. Servicio al consumidor. Las redes sociales están ayudando a dar un servicio mejor y más directo a los consumidores mientras se mantienen los costes controlados. Además puedes monitorizar lo que se dice de tus productos y de la competencia y puedes usar los gustos de tu clientela para darle recompensas personalizadas.

  6. Segmentación del mercado. Los datos sociales permiten ir más allá de los típicos datos demográficos para trazar mejores perfiles de los clientes. Puedes conocer cuáles son tus segmentos más rentables y saber qué canales les resultan más atractivos a la hora de participar en promociones.