Juguetes trasplantados, generar conciencia en los más pequeños

Second Life Toys es una organización japonesa que ha echado mano del ‘trasplante’ entre juguetes para tratar de concienciar a la sociedad, y sobre todo a los más pequeños, sobre la importancia de la donación de órganos.  

Juguetes trasplantados, generar conciencia en los más pequeñosJuguetes trasplantados, generar conciencia en los más pequeños
  • linkedin
  • google+

Y es que Japón es uno de los países con las tasas de trasplantes más bajas, rondando una media entre los 100 y los 300 al año, unas cifras que aún son más bajas si se habla de trasplantes en niños.

En parte, esto es debido a la cultura del país entorno a la muerte, así como a su forma de despedirse de un cuerpo (que debe poder quemarse intacto tras el fallecimiento de la persona). A estas tradiciones y a sus creencias particulares, se suman las restricciones legales que han existido hasta hace muy poco tiempo respecto a los trasplantes.

Pero las cifras de Japón en trasplantes, y por extensión en donación de órganos, son preocupantes y esto es algo que desde ciertas ONGs y organizaciones quieren tratar de cambiar, concienciado a sus ciudadanos de la importancia de donar vida, sobre todo entre los más pequeños, quienes serán los posibles donantes del futuro.

Para lograr este propósito, siendo un tema delicado de tratar, y más con los niños, la mentes tras el proyecto debían dar con la forma más adecuada, sencilla de entender e infalible a la hora de calar en las conciencias. Y todo ello es algo que Second Life Toys ha sabido conseguir.

Qué es Second Life Toys

Pero ¿en qué consiste la campaña japonesa más creativa hasta el momento para concienciar sobre la donación de órganos? Pues básicamente en un método de sensibilización que se vale de juguetes para lograr sus propósitos, y consiguiendo tocar a la vez una fibra sensible que pocas veces logra ser alcanzada.

Second Life Toys recolecta juguetes, tanto juguetes rotos como otros que van a ser jubilados por el motivo que sea, teniendo en cuenta algo muy importante y que en ocasiones pasa desapercibido, el apego que une a los niños con sus juguetes favoritos, y que puede ser una herramienta muy poderosa para que ellos comprendan conceptos complicados, en este caso la donación y trasplante de órganos para salvar o mejorar la vida de otras personas.

Es probable que las aletas de su sirena favorita acaban siendo las alas de un pájaro de peluche, o que su caballo preferido cambie su cola por una trompa de elefante, pero los niños aman tanto sus juguetes que los aceptan con sus nuevas características, pensando solo en poder acurrucarse con ellos de nuevo y volver a vivir aventuras durante sus horas de juego interminables.

Este apego, y esa capacidad de los niños de ser capaces de comprender que en ocasiones ciertas cosas no funcionan bien o no funcionan, y que pueden seguir existiendo si se reemplaza alguna de sus partes, es lo que encendió la bombilla para lanzar Second Life Toys.

Desde la organización se plantearon que manejando estos conceptos podrían lograr que los más pequeños comprendieran la importancia de los trasplantes, convirtiéndose en futuros donantes de órganos. Y siempre han tenido muy presente aquello que se dice de que “lo que mejor se aprende es aquello que nos enseñan cuando somos niños”.

Tras Second Life Toys, Una segunda vida para los juguetes, se encuentra la ONG Green Ribon, que pretende concienciar a la población, sobre todo de Japón, de la importancia de ser donante de órganos así como de aceptar un trasplante en caso de urgencia.

 

Cómo funciona

Los niños que han visto cómo sus juguetes favoritos han perdido alguna de sus partes, han dejado funcionar o se han roto, pueden enviarlos en una caja a la organización. Allí y gracias a los juguetes en perfecto estado que otros niños han enviado porque ya no van a jugar más con ellos, se busca la mejor forma para mejorar o arreglar los juguetes estropeados, cuyos dueños esperan ansiosos porque sí quieren seguir disfrutando de ellos.

El resultado son juguetes ‘trasplantados’ que quedan listos para seguir siendo disfrutados por sus jóvenes dueños, todo ello gracias a la generosidad de otros niños que decidieron ‘donar’ sus juguetes para la causa.

Todo el proceso de Second Life Toys es una auténtica metáfora sobre el trasplante de órganos, y una iniciativa que de manera similar acaba conectando las vidas de los implicados. En este caso, el niño que recibe su juguete arreglado, puede enviar una foto del estado actual del juguete trasplantado al niño que donó el juguete jubilado, gracias a ello, ambos pueden alegrarse con la nueva vida que ambos juguetes han logrado crear.

 

Los responsables de la campaña

Los responsables de idear y desarrollar esta campaña han sido Toko Kida y Akira Suzuki, de la agencia Dentsu. Son los responsables de poner el foco en un tema importantísimo pero en un momento en el que no están en juego ni la salud ni la vida de nadie, permitiendo que sea más sencillo pararse a reflexionar sobre el tema y tomar decisiones meditadas al respecto, que en otros momentos más dramáticos son casi imposibles de adoptar.

No es necesario vivir en Japón para sumarse a esta iniciativa brillante. Ya son muchos niños de todas partes del mundo los que se han sumado al proyecto enviando sus juguetes, ya que para ello solo hay que entrar en su página web y comprobar qué pasos hay que seguir para forma parte de esta curiosa y necesaria iniciativa.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.