En los tiempos del streaming ¿puede una banda vivir de la música en la actual industria musical?

¿Se puede vivir de la música todavía?

En los tiempos del streaming ¿puede una banda vivir de la música en la actual industria musical?

¿Se puede vivir de la música todavía?¿Se puede vivir de la música todavía?
  • linkedin
  • google+

A menudo cuando pensamos en artistas que actúan en televisión o suenan en la radio tenemos la idea de que tienen una vida de lujos y que nadan en el éxito.

Realmente esto podía tener más sentido antes de la entrada de Internet en la industria musical. Desde hace ya algunos años todo ha cambiado. Vivir de la música en el actual estado de la industria es complicado, incluso en bandas que tienen bastante éxito repentino. Entre ellas podemos hablar de esos grupos que aparecen fruto de algún reality show, productos que dan beneficios de forma rápida y que la industria gestiona de tres formas diferentes:

Mediante los derechos de autor
Derechos en la venta de sus discos
Derechos de imagen

Todos los artistas que entran fácilmente en la industria tienen todo este paquete firmado de antemano. Si se da la situación de que ellos mismos componen sus propias canciones, la editorial se lleva la mitad del porcentaje, de no ser establecido por ley incluso se llevarían más. Además de esto, la agencia que los representa se suele llevar entre un 20% y un 60% de cada actuación que tienen.

Si hablamos de los contratos discográficos la proporción continúa siendo parecida a la de hace dos o tres décadas. ¿Cuál es el principal problema? Ahora ya no se venden discos y los contratos discográficos que se firman en la actualidad tienen un factor que lo cambia todo, la promoción que antes realizaba el sello ahora debe pagarla el artista. Otro tema para hablar y que perjudica al artista son las descargas legales o en plataformas como la archiconocida Spotify que no da beneficios prácticamente al artista.

Aunque no se suele hablar mucho de ello y las plataformas digitales suelen negarlo, los músicos que no son estrellas en el género, no pasan de ganar algunos pocos euros con suerte por ofrecer su música en las plataformas.

La importancia de la televisión

En el caso de ser autor de un tema que se radie mucho en medios comerciales, se pueden vivir del orden de cuatro o cinco años de los derechos de autor. Puede ser el caso de que unas canciones tuyas salgan en TV, Radio y te contraten para muchas galas en un año bueno, se pueden ganar en bruto entre 40.000 y 100.000 euros.  

La cifra suena bien, pero luego hay que comenzar a restar, las radiofórmulas que pinchan las canciones se llevan un porcentaje, por eso suelen poner siempre las mismas canciones, cobrando de los derechos de reproducción que generan cuando emiten sus canciones. La editorial se lleva el 20 por ciento correspondiente e incluso si haces una promoción en Spotify, debes contar con 2.500 euros que suele cobrar la plataforma. Todo empeora cuando formas parte de una banda y no eres autor, ya que los intérpretes que no componen lo tienen incluso más difícil.

La solución estriba en que se regule mejor el streaming, algo que en la actualidad es poco justo. Podríamos decir que vivimos unos años en los que se consume más música que nunca, pero en el cual, tanto los intermediarios como los propios músicos son los que más han perdido con esta liberalización de la que Internet ha sido la principal responsable.

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.