La sociedad que gestiona los activos tóxicos de la banca vendió 9.000 inmuebles y doce carteras

Sareb perdió 261 millones de euros en 2013

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) registró unas pérdidas de 261 millones de euros en 2013, después de realizar un saneamiento extra de la parte de la cartera de préstamos por 259 millones.

Sareb perdió 261 millones de euros en 2013Sareb perdió 261 millones de euros en 2013
  • linkedin
  • google+

Según ha informado la Sociedad, Sareb cerró 2013, que fue su primer ejercicio completo operativo, con un resultado bruto de explotación (Ebitda) de 1.195 millones, en tanto que la gestión y desinversión de activos inmobiliarios y financieros adquiridos a los bancos generó cobros de 3.800 millones.

La sociedad también ha explicado que para este año ha puesto en marcha una nueva estrategia de creación de más valor para sus activos en cartera, que prevé elevar, en total, en 7.000 millones los ingresos generados por la sociedad hasta su disolución en 2027.

Según los datos de 2013, Sareb canceló con cargo a los ingresos registrados 2.000 millones en deuda y abonó más de 1.200 millones en intereses a las entidades con ayudas. En 2014 Sareb seguirá avanzando en el proceso de cancelación de deuda y prevé amortizar un 50 % más, en concreto, otros 3.000 millones, según su plan de negocio.

Según los datos de Sareb, de los 3.800 millones obtenidos como cobros por la actividad de gestión y venta de activos en 2013, el 41 % correspondió a la actividad desinversora. Los activos en renta (alquiler) generaron el 2% de los ingresos totales, mientras que el 57% restante procedió de los intereses de los préstamos, de amortizaciones y recobros.

La actividad de desinversión, que se produjo en su mayor parte durante la segunda mitad del año, se concretó, por un lado, en la venta de 9.000 inmuebles y 2.500 hectáreas de suelo en operaciones minoristas y, por otra, en el cierre de una docena de operaciones de venta de carteras mayoristas, tanto de inmuebles como de préstamos a fondos e inversores institucionales.