Santiago Barbadillo avanza unas mejores perspectivas para el sector de las franquicias en 2014

La experiencia de la marca como principal ventaja de la franquicia

Cuando un emprendedor se decanta por abrir una franquicia, debe considerar la experiencia y los consejos que le muestra la cadena base para “triunfar en su empresa y conseguir beneficios”, asegura Santiago Barbadillo, director general de Barbadillo y Asociados.

Santiago Barbadillo: “Sigue los consejos del franquiciador y triunfarás”Santiago Barbadillo
  • linkedin
  • google+

El éxito de una franquicia

Una de las razones principales por la que una franquicia no tiene el éxito esperado es que el emprendedor que apuesta por este modelo de negocio “no siempre sigue las indicaciones y sugerencias que indica el franquiciador”.

Una firma de garantía, antes de lanzarse a ofrecer su negocio a otras personas, ha creado “unidades piloto”, con el objetivo de observar su funcionamiento y poder proporcionar unas garantías de éxito, señala Santiago Barbadillo.

Además, el franquiciado debe analizar su propia situación y plantearse una serie de cuestiones como su capacidad financiera, la dedicación a la empresa y estar convencido de que es la alternativa más adecuada para él, “ya que todas las personas no tienen las cualidades para ser empresario”.

¿Cuál es el perfil más adecuado?

Una gran parte pertenece al grupo de personas que han estado trabajando por cuenta ajena durante años. Dada la crisis económica “que hemos vivido y, parece, se va disipando”, han sido despedidos de sus empleos, han conseguido “algunos ahorros con las indemnizaciones” y, por ello, optan por el autoempleo, explica.

Existen muchas franquicias que exigen “inversiones bajas”. Con el capital adquirido tras su despido y las ayudas familiares, muchos deciden apostar por un negocio “testado o comprobado”, que ofrece bastante seguridad y perspectivas “para salir adelante”.

Perspectivas para el 2014

Santiago Barbadillo cree que el sector de la franquicia seguirá creciendo en 2014, de una manera parecida al año anterior, “me atrevería a decir que un poco más”. En esta línea, recuerda que en los últimos tres años se han incrementado en un 6% el número nuevas empresas, a pesar de la crisis.

Tras conversaciones con empresarios del sector, se ven indicios de que se produzca un repunte en 2014 con la aparición de nuevas franquicias, nuevos proyectos de mercado. Con esto último se refiere a que entre seis y diez empresas pueden llegar a convertirse en franquicia cada mes durante este año.

En lo que llevamos de año, anuncia el consultor, hemos recibido consultas de 60 empresas que barajan la opción de convertirse en franquicia, pero “muchas no seguirán adelante”. El motivo, asegura, está en que muchas de ellas, “se lo plantean, curiosean, se dan cuenta que no reúnen las condiciones adecuadas y, sobre todo, se desaniman por el esfuerzo que deben llevar a cabo como empresa y la inversión a realizar”.

Mercados emergentes

Europa y, en concreto, Portugal, Francia, Alemania o los países del Este, es nuestro mercado natural, asegura Santiago Barbadillo, por dos razones, la cercanía y la similitud en las costumbres, aunque “no hay que olvidar Asia, Oriente Medio e Iberoamérica”.

Los ciudadanos de Europa del Este, están capitalizándose, con lo cual “comienzan a demandar que empresas españolas se instalen en sus principales ciudades”. Es un mercado que “hay que aprovechar”.  

Así, como Iberoamérica, es el mercado más complicado por el bajo poder adquisitivo su población, China, Corea, Indonesia, Singapur y Oriente Medio, son posibilidades reales para las franquicias españolas a medio/largo plazo. Parece que la demanda en estos países, al respecto, está “aumentando tímidamente”.

La diferencia de las franquicias españolas

El modelo de franquicias “es el mismo en todos los países”, afirma Santiago Barbadillo, lo que nos diferencia de las extranjeras es la “ambición o capacidad para internacionalizarnos”, aunque esta situación está cambiando, ya que el sector está haciendo grandes esfuerzos para mejorar.

En esta línea, asegura que un elevado número de franquicias españolas, “están planteándoselo  con el objetivo de crecer y crear nuevos mercados”.

Incluso existen algunas firmas que nacen exclusivamente para desarrollar sus actividades fuera de España, como es el caso de la Universidad de Salamanca, que “está abriendo centros de enseñanza del español para extranjeros en sus lugares de origen”.