Samsung se apresuró al intentar adelantar a Apple

Las prisas han resultado ser nefastas para la compañía coreana

Samsung se apresuró al intentar adelantar a AppleSamsung se apresuró al intentar adelantar a Apple
  • linkedin
  • google+

La empresa coreana Samsung vive una crisis, tanto de imagen como de credibilidad después del lanzamiento fallido del Smartphone más ambicioso, el Galaxy Note 7. Después del éxito de sus Galaxy S7 y S7 Edge, el Note quería ser el nuevo baluarte de la compañía que iba a luchar cara a cara contra Apple y hacer flaquearlas ventas del nuevo iPhone 7, a pesar de este ambicioso destino, todo ha salido finalmente mal.

Además del famoso fallo en las baterías, el origen del fallo que rompió la cadena del lanzamiento, fue la decisión de la compañía de atacar más duramente a los de Cupertino. Podemos decir que el disparo le ha salido por la culata.

Bloomberg ha explicado que ante las previsiones de que el iPhone 7 tuviese un diseño continuista y sin demasiados cambios, Samsung quería dar un golpe de autoridad, con una serie de características no vistas hasta la fecha, como son el lector de iris, pantalla curva de alta resolución y una batería de carga ultrarrápida, así como que se pudiese comprar antes que el iPhone de Apple.

Los directivos de Samsung habrían decidido adelantar los procesos de producción, presionando de esta manera a los proveedores para que se pudiera presentar el Note del 7 al 2 de agosto, un mes antes de la celebración de la feria IFA en Berlín, donde se presentaban tradicionalmente el smartphone estrella de la compañía.

Los empleados de Samsung y sus proveedores fueron estirando sus horas de trabajo para llegar a la fecha de lanzamiento. Un proveedor explicó a Bloomberg que era complicado trabajar con los empleados de Samsung, ya que cambiaron varias veces sobre las características y la cantidad de trabajo.

Unas nuevas características y esa aceleración tuvieron como resultado una aceleración de procesos que provocó que las pruebas realizadas en sus dispositivos en el mes de mayo se centraran de manera especial en las capacidades, funcionamiento del aparato y la capacidad a la hora de gestionar la velocidad de datos de la antena, no llegando a descubrir el problema que había en la batería. Esta batería ha sido la más grande que nunca había equipado Samsung, ya que subió hasta los 3.500 mAh.

Explotó la crisis

Cuando todo estaba listo desde Corea del Sur para dar un buen golpe a Apple, empezaron a circular por las redes sociales casos de ignición espontánea de teléfonos Galaxy Note 7 en la carga, con el cargador oficial de la marca. A día de hoy, no se conoce el departamento desde el que partió el problema. 

El presidente de la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos anunció el retiro oficial de los smartphones del mercado estadounidense. Después de discusiones en la empresa, un ingeniero publicó en la intranet de Samsung que lo mejor era cambiar los dispositivos por unos nuevos y así se hizo.

Al final, la compañía ha puesto en marcha un programa para sustituir al dispositivo y que da a sus clientes la posibilidad de cambiarlo por otro nuevo y seguro, por el dinero que le costó o por un Galaxy S7 o S7 Edge y devolviéndoles el dinero de diferencia.

Podemos concluir que la acción de Samsung no salió bien a la compañía que ha tenido que afrontar una crisis millonaria de sustitución de dispositivos que ha afectado a su credibilidad y a su valor como marca que afecta a los clientes más fieles.

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.