Aumenta un 0,5%

El Salario Mínimo queda en 648,6 euros mensuales para 2015

La aprobación del incremento del 0,5% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) se lleva a cabo este viernes por el Consejo de Ministros. De esta manera, se elevará a 648,6 euros mensuales y en un cómputo anual alcanzará los 9.079,37 euros, lo que también se aplicará a la revalorización de las pensiones para 2015. 

El Consejo de Ministros aprobará un incremento del 0,5% del Salario Mínimo para 2015 Los secretarios de Acción Sindical de CC.OO. y UGT, Ramón Górriz y Toni Ferrer
  • linkedin
  • google+

Con esta nueva modificación, el salario mínimo se incrementará en unos 3 euros mensuales, una cifra que desde CC.OO consideran “insuficiente” y “claramente alejada” de lo que es necesario para recuperar el nivel adquisitivo perdido desde el comienzo de la crisis.

En este sentido, el real decreto sobre el SMI elevará su cuantía el próximo año tras incrementarse un 0,6% en 2013 y permanecer “congelado” en 2012 y 2014. En el caso del año pasado, el SMI experimentó un crecimiento del 0,6%, equivalente al incremento máximo de los salarios pactados en el II Acuerdo para el empleo y la negociación colectiva 2012-2013-2014, firmado el 25 de enero de 2012 por sindicatos y empresarios.

En la actualidad, el SMI lo perciben en la actualidad unos 200.000 trabajadores.

El pasado 23 de diciembre, los secretarios de Acción Sindical  de CC.OO. y UGT, Ramón Górriz y Toni Ferrer, rechazaron la propuesta del Gobierno de elevar un 0,5% el SMI en 2015, al considerar que se trata de una subida "pobre, injusta y no coherente" con la recuperación económica.

Ambos dirigentes sindicales expresaron su desacuerdo con este incremento de tan sólo tres euros mensuales, hasta los 648,6 euros, una propuesta que, según los sindicatos, no permite recuperar el poder de compra del SMI.

Ley de Auditores

Además, el Ejecutivo aprueba en la reunión de este viernes el anteproyecto de ley para los auditores de cuentas, que permitirá incorporar al ordenamiento jurídico español la normativa europea en esta materia e incrementar los estándares de transparencia con que trabajan estas empresas.