Comercializan sus productos en Canarias a través de un distribuidor

Saborea los vinos artesanales de Crater Bodegas en Tenerife

Crater Bodegas es una pequeña bodega artesanal y tradicional, que se caracteriza por ser una bodega pequeña en la que se elaboran muy pocas botellas (unas 15 o 20 mil), explica Omar Alonso, técnico del negocio, quien asegura que lo que se busca es "la calidad y ofrecer un producto que represente las condiciones de la tierra de Tenerife”. 

Comercializan sus productos en Canarias a través de un distribuidorCrater Bodegas es una bodega artesanal y tradicional que fabrica unas 10.000 botellas al año por cosecha
  • linkedin
  • google+

“Nosotros ofrecemos en nuestra bodega, vinos de crianza”, apunta Omar, quien puntualiza que sus vinos se comercializan tanto en Canarias como en la Península, donde atienden las demandas de sus clientes a través de su página web. Asimismo, también reciben pedidos desde el extranjero (Francia, Alemania, Inglaterra e Italia).

Crater Bodegas nace en 1998 por el impulso de un grupo de amigos “entusiastas de la agricultura" que se unieron para realizar un “vino de calidad, tradicional, con una producción no muy alta, para de esta manera expresar la esencia de nuestras variedades cultivadas en suelo volcánico característico de nuestras tierras”, cuenta el técnico.

En este negocio no prima el crecimiento empresarial sino la marca, detrás de la que se encuentra una selecta producción de una máximo de 15- 20 mil botellas al año. Tampoco tienen un perfil de cliente definido, sino que se dirigen a “todo tipo de consumidor que se sienta con esa inquietud por la cultura del vino y el entorno que lo rodea”, asegura Omar, quien asegura que su reducido tamaño les permite cuidar todos los detalles.

"Lo mímanos todo, desde la materia prima, el proceso de elaboración y la maquinaria, hasta la mano de obra de nuestros trabajadores. Las claves del éxito de Crater Bodegas residen en el cariño que le ponemosen labores de bodegas, el entusiasmo y la calidad”, concluye.