Saab y su historia

La historia de una de las compañías históricas de Suecia

Saab y su historiaSaab y su historia
  • linkedin
  • google+


Saab es una empresa que ha destacado en los campos del automóvil y de la aviación que se fundó en 1937. Su nombre realmente es un acrónimo de Svenska Aeroplan AB (Sociedad Anónima de Aeroplanos Suecos).



La compañía se dedicó en su origen a la fabricación de aviones, comenzado a diversificar sus producciones. A finales de la década de los 40, se constituyó la división de automoción. El primer automóvil apareció el 10 de junio de 1947.



En 1969 se realizó una fusión con el fabricante de camiones Scania, llegando a llamarse Saab-Scania AB entre 1969 y 1995.  General Motors adquiere el 51% de la división en 1990 y compró el resto en el año 2000. En 2009, después de la quiebra de la matriz, se puso en venta.



En diciembre de 2011 Saab Automobile se declaró oficialmente en quiebra y continúa existiendo Saab Parts AB para cubrir el mercado de repuestos. En 2012 Nation Electric Vehicle Sweden AB, un grupo conformado por una compañía china de energías renovables y un fondo de inversiones japonés se declararon compradores después de un largo proceso de negociaciones y se centrará en desarrollar vehículos eléctricos usando tecnologías japonesas.



Diciembre de 2013 vio como después de dos años sin fabricar volvió a producir su nueva berlina 9-3 con un motor de gasolina teniendo su objetivo en el mercado asiático con producción limitada.





Saab aviones



La compañía sueca se dedica a producir fundamentalmente aviones de combate, la fabricación de aviones data de sus inicios en 1930 y ha producido aviones de todo tipo, aviones de combate, civiles y de pasajeros. En 1995 Saab Military Aircraft y British Aerospace formaron una empresa conjunta, la cual tenía como finalidad adaptar, fabricar y vender aviones.



Estamos pues, ante una compañía que pese a las dificultades ha sido siempre una marca Premium que llegó a codearse con lo más granado de la automoción mundial y por supuesto con su paisana Volvo.



El mundo del automóvil no suele tener clemencia y estos años de crisis hemos visto como algunas marcan pasaron a mejor vida, algunas de ellas en los Estados Unidos como las míticas Oldsmobile o Pontiac, que pese a su buen nombre no pudieron aguantar en el mercado.



Las marcas europeas han tenido también lo suyo como la desaparición de Rover por ejemplo. Saab parece que al menos sigue sorteando un futuro que en los últimos años parecía no tener esperanza, pero quizás su futuro fabricando coches eléctricos sea una nueva vía de escape para una marca de gran historia para el mundo del automóvil y en la aviación.



 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.