Rusia lanzada a exportar sus automóviles

Lada busca su espacio en el mercado internacional, la caída del rublo y subvenciones estatales pueden ayudar a aumentar las ventas.

Rusia lanzada a exportar sus automóvilesRusia lanzada a exportar sus automóviles
  • linkedin
  • google+

Los conductores de Rusia cada vez se interesan más por los automóviles que tienen más de diez años de antigüedad. El año pasado los modelos que más triunfaron en el mercado de segunda mano fueron el BMW X5 y el Porsche Cayenne, ambos con más de 100.00 kilómetros. Vehículos de gran poderío y bien hechos, que dan apariencia y un precio bastante más reducido al que tendría uno nuevo. El costo del coche es una de las razones, ya que el aumento del precio en los coches nuevos ha sido del 22%, mientras que los de segunda mano lo hicieron en un 10%. Prefieren comprar un coche mejor que un compacto por el mismo dinero, aunque el vehículo sea usado.

En el 2015 la demanda de coches cayó un 19% en el mercado de ocasión, pero es que descendió al 45% en los coches nuevos. En este entorno socioeconómico el mayor fabricante de Rusia AutoVAZ, el cual ha sufrido pérdidas de 983 millones de dólares en 2015 sacó dos modelos nuevos, el Vesta y Xray. Los rusos prefieren un Cayenne usado a un Lada nuevo, complicada situación, pero que puede salvarse con la exportación como recurso. Una exportación que debe mantener el estado financiera de la marca en este periodo complicado para el país.

En algunos países los datos son esperanzadores, caso de Hungría, donde la compra de Ladas desde el mes de diciembre ha duplicado sus expectativas de ventas. El aumento de la exportación es normal que aumente dado el nuevo apoyo estatal. El caso de Hungría, que compra Ladas desde diciembre, es un indicador esperanzador. En el primer mes el importador duplicó sus expectativas de ventas en 2016 hasta 2.000 autos.

El gobierno ruso ha asignado 43 millones de dólares en subvenciones para promocionar una exportación en la que se espera que se produzca una reducción de costes, certificación y transporte. Autostat estima que la exportación de coches rusos puede aumentar a unas cifras entre 150.000 y 200.000 autos anuales, una cifra considerable, ya que en 2015 fueron 97.400 vehículos.

Según AutoVaz, la exportación en la actualidad es una de sus prioridades máximas, especialmente en las antiguas repúblicas soviéticas. En 2014 se desarrolló una estrategia para exportar sus vehículos a mercados de Europa, América Latina y a los países del Golfo Pérsico. Modelos como los Lada 4x4, Granta, o kalina han recibido certificaciones bajo los estándares Euro VI en noviembre de 2015 y ya se venden en Alemania, Austria, Serbia, Croacia, Eslovaquia, Hungría o Bulgaria.

En 2016 aumentan los países importadores, nuevos países como Egipto, Chile, Bolivia, Perú o mercados orientales como Irán, Irak y algunos países del Magreb. Nuevos tiempos pues para la industria del automóvil ruso, que como todo el país se está teniendo que adaptar a una época nueva, alejada de las vacas gordas de no hace mucho.

Lo cierto es que la calidad y prestaciones, tanto en confort como en materia de seguridad y medioambiental han ido mejorando gradualmente. Lejos quedan aquellos tiempos en los que un coche ruso era comprarse un vehículo de hacía 20 o 30 años modernizado con dudoso gusto.

Rusia tiene que apostar por una industria moderna capaz de exportar unos vehículos que compitan en igualdad con otras marcas en otros países. Una vía de escape para un presente complicado en Rusia, pero una futura esperanza si se hacen las cosas bien para los próximos años. ¿Será una política que Rusia continuará en años venideros o solo algo provocado por su crisis económica? Una incógnita difícil de resolver.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.