• linkedin
  • google+

Rosell quiso aclarar que esta opinión es a título personal y explicó que cuando habla de cantidades “importantes” se refiere a indemnizaciones de 100.000 o 80.000 euros, que recordó están exentas de tributar a Hacienda.

Por otro lado, el presidente de la CEOE defiende en su libro la existencia de las prestaciones sociales, e incluso considera que estas ayudas “debieran hacerse compatibles legalmente con el ejercicio de algún trabajo de menor remuneración”.