Zumo fresco de alta calidad envasado con la última tecnología

Romantics, el zumo de la vida y del placer

¡Fruta y ya está! Sin conservantes ni colorantes, sin azúcar, sin gluten, sin pasteurizar ni calentar. Sin concentrados, sin añadirle ni quitarle agua. Sin hacerle nada. Sin trucos. 

Romantics, el zumo de la vida y del placerRomantics, el zumo de la vida y del placer/ Foto: Romantics
  • linkedin
  • google+

Con este mensaje se presenta Romantics, una empresa que entiende “el zumo como una parte más de la nutrición, de la vida, y del placer”.

Romantics no es sólo zumo,  es una experiencia vital, es un mundo de sensaciones, es la persecución de un sueño, y así lo entiende Marc Coll, fundador de Romantics y apasionado de la fruta y de lo natural.

Marc Coll es uno de esos románticos en extinción, capaz de renunciar a un sueldo fijo, de hipotecar la casa, de vender hasta el coche y todo por “hacer lo que realmente quería hacer”.

“Yo he venido a esta vida y había cosas que quería hacer, y ahora lo estoy haciendo, y lo de no tener un sueldo y tal, me da igual”, dijo Coll, que junto con su mujer y sus hijos decidieron consensuadamente embarcarse en un proyecto que quería vivir toda la familia.

Romantics surge a finales de 2005, aunque la idea llevaba latente desde  mucho antes, cuando de pequeño, la madre de Coll le inculcó una profunda cultura de la fruta.

Llegado el momento preciso de maduración, nuestro protagonista no dudó en quitarse la corbata y el traje y empezar a hacer zumos. Pero no de la forma tradicional que viene haciéndose en nuestro país, sino que quería convertirse en la primera empresa nacional en hacer zumos de gama alta, en fresco, una idea muy poco desarrollada en España.

“Nosotros lo que planteamos es hacer un tipo de zumos totalmente diferentes a los que no vamos a añadir ni un gramo de azúcar, ni aromas, ni lo vas a corregir de ninguna manera. Tampoco lo vamos a pasteurizar, sino que lo hacemos en fresco”, apuntó este joven empresario.

Sin embargo, a pesar de ser una idea innovadora y con claros beneficios para el consumidor, según Coll, en España la gente está acostumbrada a una calidad de zumos bastante baja y a unos precios irrisorios, por lo tanto el tema se complica.

En Romantics nos aseguran que para hacer un zumo de alta calidad “hay que elegir muy bien la materia prima, hacer muy buenas combinaciones, además de usar una tecnología que no estropee la fruta y que lo haga nutricionalmente muy bueno”.

En cuanto a tecnología, el sistema que utilizan en Romantics se llama pascalización, un proceso por el cual se matan las levaduras y los mohos que tienen todas las frutas, pero que no afecta a ninguna de sus propiedades nutricionales, aseguró Coll, que añadió que de esta manera se obtiene un zumo como si te lo acabaran de hacer y que además dura 30 días en frío y “esto es espectacular”.

Por otro lado, desde Romantics intentan también maximizar el momento del consumo, que no se reduzca únicamente a beberse el contenido de una botella de plástico, sino que sea toda una experiencia en sí. Para ello, todas las etiquetas de los envases son diferentes, dentro incluso del mismo sabor, además de tener todas un texto diferente, que “te ayuda a reírte un rato o a aprender algo sobre la fruta”, señaló Coll.

El diseño es también una parte importante de esta marca, que tienen sin duda una de las webs más originales y divertidas que he visto en mi vida.  

Mientras este artículo ya llega a su fin, la carrera de Romantics no acaba más que empezar. Coll recuerda cómo empezó todo hace ocho años, cuando incluso regalaban los zumos, y ahora ya venden en Carrefour  o el Corte Inglés entre otras cadenas de alimentación.

Sin embargo, y a pesar de que se han hecho grandes avances, la vida de este emprendedor sigue sin ser fácil, aunque asegura preferir intentarlo y estrellarse, que estar toda la vida preguntándose qué habría podido pasar.

“El camino que estamos formando es más un forma de vivir que una empresa”, concluyó este romántico soñador.