Rinat Ajmetov, el empresario ucraniano de éxito

El dueño del Shakthar Donetsk es un empresario de éxito que sufre los rigores de la situación del país

Rinat Ajmetov, el empresario ucraniano de éxitoRinat Ajmetov, el empresario ucraniano de éxito
  • linkedin
  • google+

Hasta el año 2013, Ajmetov era el empresario más rico de Ucrania a gran distancia del resto, la guerra ha afectado al país, pero también en buena medida a este acaudalado ucraniano.

Los comienzos, de empresario a rey de Donetsk

En los años 90 existían una serie de guerras que enfrentaban a varios empresarios que competían a nivel regional por sectores económicos que generaban muchos beneficios a la vez que hacían de vampiros con una clase política débil.

A comienzos de la pasada década, todo pareció estabilizarse bajo el mandato de Leonid Kuchma, que mantuvo el equilibrio entre 3 clanes, como el de Kiev, Dnipropetrovsk y Donetsk. Liderando este último estaba nuestro protagonista.

Ajmetov tenía el lucrativo negocio de la siderurgia con Metinvest y la minería (DTEK) en Donetsk. Ocupaba el lugar de principal patrocinador del Partido de las Regiones, que era el mayoritario en la zona de Ucrania oriental. Su cabeza visible era Viktor Yanukovich que fue elegido primer ministro por Kuchma en 2002 y se presentó a las elecciones presidenciales del 2004. Su intento de llegar al poder se frustró al llegar al Revolución Naranja, hasta que venció en 2010.

La relación entre Yanukovich y Ajmetov no fue la mejor, el primero solía apoyarse en otros oligarcas como el magnate del gas Dmitro Firtash y estaba centrado en su hijo Oleksandr y otros nuevos protagonistas como Kurchenko y su grupo VETEK que buscaba hacerse sitio en el sector energético.

Llega el Euromaidan

En el Euromaidan Ajmetov fue fiel a Yanukovich, después de su caída y el traspaso de poderes a una oposición que no le favorecía. Parecía que nada podía ir peor, pero los insurgentes en el Donbás, donde entre los grupos armados pro-rusos vio cómo el oligarca Igor Kolomoisky, rival de Dnipropetrovsk, era apoyado por los nuevos gobernantes.

Ajmetov en el conflicto intentaba moverse entre dos aguas, llamando a la negociación y criticando el recurso a la fuerza militar de Kiev. Las acusaciones de financiaciones irregulares suscitaron una antipatía, ante el rechazo a la anexión a Rusia que los insurgentes reclamaban, tendría que posicionarse en contra antes de lo previsto.

Se encontraba harto y cansado de las pérdidas que generaba el conflicto, al interrumpirse el trabajo en sus minas y fábricas, por lo que Ajmetov organizó un acto a favor de la unidad del país en el estadio de su propiedad en Donetsk, acusando a los separatistas de genocidio. Esta estrategia tuvo relativo poco éxito, ya que quitando a los empleados de Metinvest y a los fans del equipo no caló demasiado en la población.

Los rebeldes se declararon hostiles y llamaron a nacionalizar los activos de Ajmetov que después de unos pocos días tomó la decisión de exiliarse en Kiev. En la República popular de Donetsk los rebeldes se hicieron con parte de la gestión de su emporio.

¿En qué lugar queda Ajmetov?

A Rinat Ajmetov le conviene tener el apoyo del gobierno, incluso dicen que pudo haber patrocinado al mismo Yatseniuk. Ya que al menos no está siendo muy beneficiado por los planes de privatización gubernamentales, por lo menos que tenga alguna compensación por su evidente pérdida de poder.

Está claro que este empresario ucraniano de éxito ha sufrido unos duros golpes estos años, pero también es verdad que, ante todo, Ucrania es una nación que vive en una inestabilidad constante, donde la guerra, secesión y las milicias armadas, unidas al caos económico hacen que al final el gobierno necesite de los oligarcas. La primera fortuna de Ucrania todavía no se ha ido de la primera línea. Uno de sus estandartes el Shakthar Donetsk sigue siendo un equipo importante y ya hemos visto su rendimiento en la Europa League, pese a no poder jugar sus partidos en Donetsk. Ajmetov y su Shakthar también.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.