Recursos Humanos, más allá del salario

La forma de entender los trabajadores en una empresa ha evolucionado mucho los últimos años

Recursos Humanos, más allá del salarioRecursos Humanos, más allá del salario
  • linkedin
  • google+

En un principio, se consideraba que la persona trabajaba con el único objetivo de recibir un salario a cambio y que, con retribuirle de la forma que él se esperase, había suficiente como para mantenerle motivado y que realizara los desempeños que se le pedían. Ahora bien, con el paso del tiempo y la propia evolución de la sociedad, han entrado nuevos conceptos en este ámbito. Es decir, a parte del sueldo, hay otras variables que ganan peso, hasta el punto que se pueden llegar a poner por delante del hecho de recibir una u otro retribución y que suponen una motivación especial:

  • Posibilidad de desarrollar una carrera en la empresa: toda persona que empieza a trabajar en una organización, normalmente, debe empezar por aquellos puestos que conllevan una menor responsabilidad. Ahora bien, el objetivo de la mayoría es poder crecer profesionalmente y subir dentro de la organización. Por lo tanto, si ante una determinada baja se escogen miembros de la propia empresa para suplirla, el trabajador sentirá que, si trabaja bien y se esfuerza, podrá tener una continuidad en la compañía y la posibilidad de escalar dentro de la organización.
  • Posibilidad de formarse dentro de la organización: toda persona tiene una serie de inquietudes y aspectos en los cuales quiere y, a la vez, debe de mejorar. Tiene una alta relación con el punto anterior: a más formación, más conocimiento y, por lo tanto, se adquieren unas habilidades y aptitudes que pueden permitir, en un futuro, subir dentro del organigrama. Pero no solamente el objetivo puede ser el hecho de tener un cargo mejor: sencillamente, la ilusión es poder trabajar en un departamento distinto al que se está en la actualidad. La formación no tiene siempre como finalidad querer subir, también existe la motivación para aprender y hacer cosas diferentes y nuevas.
  • Poder conciliar la vida familiar con la laboral: es un punto que cada día gana más peso dentro de las preferencias de todo trabajador. Actualmente, nos encontramos que todos los miembros de la familia tienen que trabajar para poder sacar adelante una familia. Además, existe la propia motivación de querer sentirse útil y realizar un trabajo. Por lo tanto, la conciliación de las responsabilidades que comporta una familia (especialmente tener hijos) con el trabajo es un aspecto que ocupa y preocupa. Si la empresa facilita esta conciliación, la persona sentirá que está siendo valorada  y su vinculación con la compañía será mayor. Irá a trabajar más motivada y estará dispuesta a hacer esfuerzos cuando convenga. Algunas de las medidas que facilitan la conciliación son las siguientes:
    • Flexibilidad de entrada y salida del trabajo: es una forma de poder adaptar el propio horario a las actividades que realicen los otros miembros de la familia, especialmente los hijos. También, permite poder hacer frente con mayor tranquilidad a los inconvenientes que puedan surgir (médicos, reuniones…)
    • Trabajar por objetivos: el hecho de pasar más horas en el trabajo no significa que se esté realizando un mejor desempeño. Para mejorar la productividad e incentivar que las horas trabajadas se aprovechen al máximo, es ofrecer trabajos por incentivos. Es decir, que si un trabajador consigue acabar la tarea antes de tiempo, pueda marcharse. De esta forma, se asegura que la persona estará motivada y con ganas de terminar de la mejor forma posible el trabajo porque tendrá una recompensa después: poder gozar de más tiempo libre.
    • Poder trabajar a distancia: hay determinadas tareas que no es necesario que se realicen en la sede de la empresa. Es más, hasta puede ser contraproducente que se realicen allí porque supone una distracción o tener que atender determinados asuntos que son secundarios y que acaban pasando por delante de lo realmente importante. Una forma de evitar este problema es ofrecer la posibilidad de trabajar en casas (teletrabajo). En este caso, mientras se cumplan con los objetivos, no debe haber ningún problema. En caso de incumplimiento, entonces sí que se precisará de un seguimiento físico más continuo en la propia oficina de la compañía.
    • Disponer, ante determinadas circunstancias, de jornada reducida: ante situaciones familiares adversas, las personas es normal que estemos preocupadas y que ello afecte a nuestro trabajo. Por lo tanto, una forma de evitar esta situación es permitir la jornada reducida mientras ocurra el problema.
    • Jornadas intensivas: en relación con otros países europeos, salimos de trabajar muy tarde y, por ejemplo, pasamos demasiado tiempo comiendo en el mediodía. Se trata de un parón que puede suponer un entorpecimiento del ritmo de trabajo. Volver a empezar requiere de un tiempo de volverse a situar y retomar el camino trabajado. Con una jornada reducida, este problema desaparece.
    • Posibilidad de vacaciones extras no remuneradas si se ha cumplido con el trabajo: como se ha comentado, hay otros aspectos a parte del salario que se valoran. Si se ha cumplido con lo estipulado, se puede ofrecer esta opción.
    • Promoción de guarderías: hay empresas que tiene guarderías en sus propias instalaciones, de forma que las personas trabajadoras pueden estar tranquilas de tener a sus hijos a buen cuidado.
    • Ampliación de permisos de maternidad o paternidad: hay unos plazos legales, que la empresa puede dar la opción de ampliar si así lo desean el padre o la madre.
  • Sentir que se comparten unos valores con la empresa: si la empresa muestra una imagen, tanto de forma interna como externa, de acuerdo con unos valores compartidos con uno mismo, se crea una vinculación especial. Así, se va a trabajar con la satisfacción de sentir que se forma parte de una organización responsable.
  • Poder realizar propuestas y que éstas sean estudiadas: toda persona es especialista en aquel trabajo que realiza. Por lo tanto, es ella quien puede proponer, mejor que nadie, las mejoras en el proceso. Estas ideas deben de ser tenidas en cuenta y estudiadas. Si finalmente se ven adecuadas y se aplican, la sensación de ser partícipe del resultado final es agradable y motiva a trabajar. 
Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.