Recursos Administrativos. Formulación de un Recurso, Plazos, A quién se dirigen y Lugar de Presentación (Parte I).

En entradas anteriores, empezamos a analizar los Recursos Administrativos. Inicialmente, vimos la definición de Recurso Administrativo y distinguimos entre Actos Recurribles y No Recurribles, viendo en los primeros la diferencia entre Actos nulos de pleno derecho y anulables.

Recursos Administrativos. Formulación de un Recurso, Plazos, A quién se dirigen y Lugar de Presentación (Parte I). Recursos Administrativos. Formulación de un Recurso, Plazos, A quién se dirigen y Lugar de Presentación (Parte I).
  • linkedin
  • google+

Posteriormente, profundizamos respecto a los Actos que tienen la consideración legal de No Recurribles, así como introdujimos los tipos de Recursos que existen en el Ordenamiento Jurídico Administrativo. Pues bien, en esta ocasión nos centraremos en el análisis de la formulación de un Recurso, además de ver qué plazos tenemos para hacerlo, a quién se dirigen y en qué lugar se presentan.

¿CÓMO DEBEMOS FORMULAR UN RECURSO?

Debemos tener en cuenta que para llevar a término la interposición del Recurso, deberá cumplir con una serie de requisitos, en cuanto a contenido se refiere. Los elementos que deberán estar presentes son los siguientes:

  • Nombre y apellidos del recurrente, así como su número de identificación personal.
  • Acto que se recurre, así como la razón que motiva su impugnación.
  • Lugar, fecha, firma del recurrente, identificación del medio y, en su caso, del lugar que se señale a efectos de notificaciones. Es conveniente que expresemos el DNI.
  •  Órgano, centro o unidad administrativa al que se dirige.
  • Otras particularidades que pudieran ser exigidas, si procede, por parte de disposiciones normativas específicas.

¿QUÉ PLAZOS TENEMOS PARA INTERPONER UN RECURSO?

Debemos tener en cuenta que los recursos, del mismo modo que ocurre con las contestaciones de demanda, no se pueden interponer cuando uno quiere, sino que existen una serie de plazos estipulados por ley para poder hacerlo. Vamos a ver cuáles son.

Recurso de Alzada.

Debemos distinguir primero de todo, si estamos ante un acto expreso o no. El plazo para la interposición del Recurso de Alzada será de un mes, en el caso de que el acto tuviera carácter expreso. Si transcurre dicho plazo y no se interpone el Recurso, la resolución se convertirá en firme a todos los efectos. No obstante, aún contaremos, si procede, con el Recurso Extraordinario de Revisión.

Si, por el contrario, el acto no fuera expreso, el solicitante, así como otros posibles interesados, podrán interponer Recurso de Alzada en cualquier momento a contar a partir del día siguiente a aquel en el que se produzcan los efectos del silencio administrativo (esto es, en caso de que la Administración no nos conteste, significará que desestima nuestra pretensión), de acuerdo con la normativa reguladora.

Recurso Potestativo de Reposición.

Del mismo modo que en el caso del Recurso de Alzada, deberemos tener en cuenta previamente a computar el plazo, si nos encontramos ante un acto expreso o no. El plazo para el primer tipo será de un mes. Una vez transcurrido dicho plazo, únicamente cabrá la posibilidad de interponer Recurso Contencioso-Administrativo, sin perjuicio en caso de que proceda, la interposición del Recurso Extraordinario de Revisión.

Por el contrario, si el acto no fuera expreso, el solicitante, así como otros posibles interesados tendrán la potestad de interponer Recurso de Reposición en cualquier momento a contar a partir del día siguiente a aquel en que se produzca el acto presunto, siempre en los términos que detalle la normativa específica que lo regule.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.