Recurso del Proceso Civil. Efectos de los Recursos, Recurso de Reposición.

En entradas anteriores, estuvimos analizando los Recursos que forman parte del Ordenamiento Jurídico en el ámbito administrativo y que facultan a las personas físicas y jurídicas a usar un mecanismo legal para manifestar su disconformidad con una resolución o acto dictado por una Administración Pública.

Recurso del Proceso Civil. Efectos de los Recursos, Recurso de Reposición.Recurso del Proceso Civil. Efectos de los Recursos, Recurso de Reposición.
  • linkedin
  • google+

Pues bien, esta ocasión vamos a analizar cuáles son los instrumentos con los que cuentan las personas físicas y jurídicas para plantear su disconformidad pero, en este caso, ante una resolución emitida por un Órgano Judicial y, en concreto, en el ámbito civil. Vimos cual era el concepto de Recurso, así como los tipos existentes y requisitos que deben cumplir. En esta ocasión, vamos a profundizar respecto a los efectos de los Recursos, así como el Recurso de Reposición.

EFECTOS DE LOS RECURSOS.

Debemos tener en cuenta que, con la normativa de 1881, la interposición de los Recursos podía hacerse con efecto devolutivo y suspensivo, esto es:

  • Devolutivo: la simple admisión de un Recurso creara la competencia de otro órgano.  
  • Suspensivo: que afectara la ejecutividad de la resolución objeto de recurso. Debemos destacar que hay Recursos que suspenden la ejecución, no pudiéndose llevar a término lo que dictamina la resolución.

En la actualidad, teóricamente los efectos siguen siendo los mismos. No obstante, pueden no darse ambos ni tiene porque ser de forma cumulativa.

La consecuencia de la presentación de un recurso es la pendencia del procedimiento, es decir, mientras la tramitación del proceso se encuentre vigente, la resolución recurrida no tendrá la consideración de firme, por lo que no desplegará los efectos de cosa juzgada. Por tanto, aunque dicha resolución sea ejecutada de forma provisional, la existencia del Recurso provoca la no firmeza de la resolución, por lo que, como hemos dicho, no se producirán los efectos de cosa juzgada.

Además, otro efecto es la posibilidad de que dicha resolución sea revocada o anulada, debiendo contemplarse esta cuestión atendiendo a la materia del Recurso.

También debemos tomar en consideración que, el Tribunal que sea conocedor del Recurso, tiene la posibilidad de llevar a cabo la revocación de la resolución en el momento en que se pronuncie el Tribunal. Por tanto, no cabe la posibilidad de que el recurrente empeore su situación, sino que solamente puede mejorar, debiendo existir coherencia, por parte del Tribunal, en cuanto a las peticiones efectuadas por las partes, por lo que no cabe la posibilidad de que resuelva sobre cuestiones no planteadas por el recurrente. Estas son limitaciones que establece la naturaleza del Recurso, en relación con la potestad de pronunciamiento del propio Tribunal.

RECURSO DE REPOSICIÓN.

Llegados a este punto, vamos a profundizar respecto a los distintos tipos de Recursos. En concreto, vamos a empezar por el Recurso de Reposición.

Características.

El Recurso de Reposición se define por los siguientes rasgos:

  • No devolutivo: deberá ser resuelto por el mismo Tribunal que emitió la resolución que es objeto de recurso.
  • Procesal: se trata de un Recurso de tipo procesal, el cual es interpuesto contra las resoluciones interlocutorias que se dictan contra la tramitación y resolución del procedimiento.
  • No suspensivo: se trata de un tipo de Recurso que no suspende la ejecución de la resolución recurrida, desplegando por tanto sus efectos.

Este recurso se interpone contra resoluciones interlocutorias dictadas por cualquier tribunal civil, bien sean Providencias como Autos no definitivos.

Tramitación.

Debemos destacar que su tramitación es sencilla, ya que no requiere de prueba. Deberá ser escrito excepto si se trata de una resolución oral. En él, debe expresarse cuál es la norma que se ha infringido, teniendo un plazo de 5 días hábiles para interponerlo, a contar desde el día siguiente de la notificación de la resolución que se pretende recurrir.

Una vez se admita a trámite, se concederá a las partes personadas un plazo de 5 días para que puedan impugnarlo, en el caso de que así lo estimen conveniente. Una vez transcurrido el plazo de impugnación, con independencia de que se hayan presentado o no escritos al respecto, el Tribunal procederá a la resolución sin más trámites, a través de un Auto, dentro del plazo de 5 días. Además, excepto en los casos en que se tramite Recurso de Queja, contra el Auto que resuelva el Recurso de Reposición, no cabrá recurso alguno, sin perjuicio de que se reproduzca la cuestión objeto del Recurso, si fuera procedente, la resolución definitiva.

La importancia de este Recurso radica en el efecto que tiene de retrotraer las actuaciones hasta el momento en que se produjo la infracción.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.