Propuesta de UPyD

Reclaman regular los Bitcoins en España

La tecnología Bitcoin, en su uso como moneda, debería ser regulada por el Gobierno en aras de mejorar la seguridad de sus usuarios y de prevenir delitos, o por lo menos así lo estiman desde UPyD, partido político que ha registrado en el Congreso una proposición no de ley para regular esta divisa. 

UPyD aboga por regular los BitcoinsUPyD aboga por regular los Bitcoins
  • linkedin
  • google+

Para aquellos no iniciados, explicar que Bitcoin es una tecnología que permite intercambiar archivos entre dos personas sin necesidad de intermediarios. Actualmente su uso más extendido es como moneda, pero se puede utilizar para muchas otras cosas.

Entre las ventajas de Bitcoins como moneda destaca que tiene un carácter universal y que se puede usar en todo el mundo por igual, además de no existir intermediarios que encarezcan y retrasen las operaciones.

En este sentido, en la actualidad no existe ninguna autoridad que regule los Bitcoins, ni ningún gobierno del mundo que los reconozca como moneda oficial, por lo que se genera una incertidumbre regulatoria. De esta manera, no existe ninguna entidad ni gobierno que responda ante cualquier problema surgido con esta moneda.

Por su parte, UPyD habla de falta de supervisión del Bitcoin, que en opinión del grupo deja a los usuarios "sometidos a la inseguridad jurídica que rodea a estos esquemas, que pueden ser utilizados por delincuentes para llevar a cabo actividades ilegales o blanqueo de capitales".

Asimismo, UPyD señala que al tratarse de una moneda que no tiene el respaldo de divisas reales "no se puede considerar dinero electrónico", por lo que no puede estar sometido a la regulación actual de la materia.

A este respecto, la formación que lidera Rosa Díez cree que hay que hacer caso a la Autoridad Bancaria Europea (EBA), que ya ha advertido sobre la necesidad de que las autoridades nacionales legislen sobre Bitcoin. Según UPyD en la actualidad en España existen unos 40.000 usuarios de esta moneda.

Por otro lado, señalar que gobiernos como el de Estados Unidos o el de Australia ya llevan tiempo desarrollando la parte normativa, aunque siga sin existir una entidad que respalde o emita esta moneda.