Considera que se fomentará el empleo y la cultura de innovación

La Real Academia de Ingeniería reclama primar la industria sobre los servicios

El pleno de la Real Academia de Ingeniería, reunido en Barcelona, ha aprobado una declaración institucional en la que reclama que se prime el tejido industrial por encima de los servicios, centrar la economía en los ámbitos que crean más empleo y fomentar la cultura de la innovación permanente.

La Real Academia de Ingeniería reclama primar la industria sobre los serviciosLa Real Academia de Ingeniería reclama primar la industria sobre los servicios
  • linkedin
  • google+


En la denominada, "Declaración de Barcelona", la Real Academia de Ingeniería (RAI) afirma que "nos hallamos en un mundo que cambia aceleradamente en todas sus dimensiones, pero particularmente en lo social, lo económico y lo tecnológico".
La declaración reclama "articular y promover el resurgimiento de la industria en su más amplio sentido, y redefinir el concepto de ingeniería como concepción, diseño y obtención de productos, servicios y tecnologías adaptados a las nuevas necesidades y requerimientos de la sociedad".
"Es preciso devolver a la industria el prestigio requerido, concibiéndola como elemento clave para dinamizar la economía y la sociedad del bienestar y adaptándola a los nuevos conceptos y a las nuevas necesidades y exigencias", señalan los ingenieros.
"Es urgente -abunda la declaración- superar la etapa en la que, ante el empuje cuantitativo de los servicios, se relegaron los procesos productivos, olvidando su innegable importancia cualitativa para el desarrollo económico y social".
La RAI considera también "imprescindible saber priorizar los sectores a los cuales se dediquen más recursos, más esfuerzo y más atención".
Tras considerar que "el ingeniero innovador será tanto o más necesario que el ingeniero gestor", la declaración pide "un sistema formativo con una legislación flexible y adaptable a los cambios y a la diversidad de opciones y de requerimientos, tanto desde el punto de vista conceptual como territorial".
"En todos los casos es necesario partir de la base de que la I+D es el elemento esencial para fomentar una cultura de innovación permanente", argumentan los ingenieros, que reclaman la cooperación entre el mundo universitario y el de la empresa, "hasta ahora, insuficiente".
La declaración ha sido aprobada por el pleno de la RAI, que se ha reunido en Barcelona para iniciar la conmemoración de su 20 aniversario con un acto que se celebra en la Escuela Superior de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad Politécnica de Cataluña.