Con Disfruting Coche + Dinero

Cómo conseguir dinero por tu coche y seguir conduciéndolo

¿Tienes un vehículo propio? ¿Quieres conseguir dinero pero no puedes prescindir de tu coche? Encuentra la mejor solución en Disfruting Dinero, un servicio que te permitirá seguir conduciendo tu coche y lograr dinero por él.

Coche + Dinero al instanteSigue conduciendo tu propio coche con el servicio de Disfruting Dinero
  • linkedin
  • google+


¿Cómo funciona Disfruting Dinero?



Este servicio tiene el objetivo de ayudar a todas aquellas personas que necesitan liquidez, pero no pueden permitirse vender sus coches ni dejar de utilizarlos. En Disfruting Dinero puedes conseguir hasta 20.000 euros en el momento por tu coche y seguir utilizándolo con normalidad. ¿Cómo? Mediante cómodas cuotas de alquiler.



Atento a los siguientes pasos:
 



  1. Tendrás que indicar qué características tiene tu vehículo y el importe que necesitas.

  2. Los expertos harán una valoración de tu vehículo.

  3. Recibirás el dinero por tu coche en un plazo de 24 horas.

  4. De esta manera seguirás disfrutando de tu coche a cambio de una asequible cuota de alquiler mensual.

  5. Sólo cuándo tú lo decidas el vehículo podrá volver a ser tuyo pagando la misma cantidad prestada y sin intereses ni comisiones.

  6. Si decides que no lo quieres, los expertos de Disfruting se encargarán de buscar la mejor oferta de compra para ti y descontarán el dinero que te adelantaron.


¿Qué requisitos son necesarios?



Tan sólo será necesario cumplir con dos requisitos para poder beneficiarte de este servicio:
 



  • Tu coche tendrá que estar pagado y no tener una antigüedad superior a 8 años. En el caso de los vehículos de gama alta la antigüedad se extenderá hasta los 10 años.
     

  • Deberás ser residente en la Península o en Baleares.


De este modo, Disfruting Dinero es una alternativa muy interesante a los préstamos personales para hacer frente a gastos extraordinarios e inversiones puntuales que pueden desequilibrar el presupuesto familiar y sin necesidad de prescindir de ningún activo familiar, tampoco del coche.