Qué es y cómo funciona una sociedad cooperativa

A la hora de montar una empresa hay diversos tipos de sociedades donde escoger. Tendréis al alcance de la mano las más manidas, que son las limitadas; las escogidas mayormente para los grandes proyectos, las anónimas; o mismamente las que suelen darse con mucha asiduidad en aquellas zonas con una alta concentración industrial o agraria, las sociedades cooperativas.

que es una sociedad cooperativaQué es y cómo funciona una sociedad cooperativa
  • linkedin
  • google+

¿Cuál escoger? Todo dependerá de vuestras necesidades e ideas. Existen muchas más de las que os comento; y de ahí que sea necesario que las conozcáis. Por esa razón vamos a echar un vistazo hoy a las sociedades cooperativas; ¿qué son y cómo funcionan?
 

Qué son las sociedades cooperativas

Las sociedades cooperativas se utilizan principalmente cuando los socios son trabajadores que se agrupan en igualdad de condiciones para comenzar un desafío empresarial u económico. Cuentan con un funcionamiento democrático donde cada cuál es libre de salir si así lo considera.

Por lo general este tipo de empresas están íntimamente relacionadas con los sectores primarios, dando una especial importancia a lo relacionado con el agro, donde es muy común ver cómo empleados de diversas compañías del sector deciden aliarse y compartir su experiencia para hacer frente a las nuevas necesidades del mercado y ganarse la vida de manera más provechosa. No obstante también se dan entre profesionales del mar, de la distribución -la mayor cooperativa es Consum-, de la sanidad o de la educación. Precisamente algunos de los mejores colegios de España son cooperativas formadas por los padres.
 

Cómo funciona una sociedad cooperativa

Una vez los trabajadores han decidido unirse bajo una marca deben aportar un capital especificado en los estatutos para poder ser socios, teniendo que ser dinerario; aunque en casos excepcionales también cabe la posibilidad de tomar como participación un bien o un derecho que sea susceptible de ser valorado; siempre y cuando así lo permitan los estatutos sociales de la compañía.

Este tipo de empresas cuentan con personalidad jurídica y responsabilidad limitada, estableciendo un fondo de reserva obligatorio encaminado al desarrollo, y contando con al menos tres socios que no tengan más de un tercio de las participaciones. También existe la figura del socio colaborador, que sin tener participación posible en la gestión o en la toma de decisiones, puede ayudar a que los objetivos comunes se cumplan.

En cuanto a la gestión, este tipo de sociedades deben llevar diversos documentos en regla. Están el libro de registro de socios, donde se establece la identificación de los mismos; el libro de aportaciones, donde se especifica el capital aportado por cada uno; el libro de actas, donde se indican los asuntos aprobados en los diferentes órganos internos de la cooperativa; y el libro de inventarios y el diario, donde se indican las operaciones al detalle.

Como curiosidad, cabe destacar, que aquellos socios que sean elegidos para un cargo determinado, están en la obligación de aceptarlo; al igual que, como es lógico, no pueden hacerle competencia a la empresa.


 

Las grandes cooperativas

¿Os gustaría conocer este tipo de empresas y ver cuáles son las que más se pueden adecuar a vuestra situación? ¿Os gustaría conocer cuáles podrían ser vuestra competencia? Pues entonces echad un vistazo al ranking de empresas de Infocif, donde con apenas un par de clics, y de manera gratuita, podréis ver las cooperativas de España que facturen más de un millón de euros.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.